"Realmente está todo guionizado": un concursante de 'Supervivientes' se da cuenta de cómo funcionan los realities de verdad

"Realmente está todo guionizado": un concursante de 'Supervivientes' se da cuenta de cómo funcionan los realities de verdad
4 comentarios

Hace tiempo, el insigne Nacho Vigalondo se dedicó a un trabajo que en su día era codiciadísimo: guionista en 'Gran Hermano'. A muchos nos costaba entender el concepto, claro. ¿Cómo se guioniza la vida en directo? El propio Nacho aclaraba que lo que hacían era juntar tramas y momentos que habían pasado durante el día, no darles unas páginas de libreto para que siguieran. Pero con el tiempo, todo cambia.

Sobreviviré, buscaré un lugar

Si habéis visto la fabulosa 'UnREAL' sabéis a lo que me refiero: los guionistas de los realities actuales no escriben las situaciones per se, pero sí empujan (de manera metafórica, normalmente) a los concursantes para que hagan ciertas cosas, digan lo que quieren oír en los confesionales o tomen caminos que sin sus sugerencias no tomarían. Es algo que todos damos por hecho, pero que sorprendió a Oto Vans, concursante de 'Supervivientes 2019'.

En el podcast 'Animales humanos', el youtuber dijo que la tele no era lo suyo porque "está todo guionizado", solo para aclarar justo después "Bueno, no está guionizado como tal. El director del programa te sugiere que hagas equis sugerencias así como suavecitas". El castigo por no hacerlas (o por no dar contenido, vaya) es no salir en los vídeos y que no te hagan caso. Dicho de otra manera: si en Telecinco no das polémica, ¿para qué te quieren allí?

Vans aseguró que no aceptó ninguna de las sugerencias: "No me voy a meter a hablarle a un pavo hetero en plan "hola, te voy a meter boca", que es lo que me sugerían". Otra de las sugerencias era que buscase "movida", algo a lo que también se negó por pura inapetencia. No es la primera vez que Oto Vans habla contra Mediaset. Ya en 2019, al poco de salir de la isla, dijo que odiaba el postureo y el mundo Telecinco porque no quiso hacer "lo que ellos querían".

Cuando se dice que "estos programas están guionizados" tienen gran parte de razón, pero hay matices. En Telecinco, la gente experta en hacer ese tipo de televisión se deja llevar por los productores. Es fácil distinguirlo, por ejemplo, si ves 'Gran hermano' o 'Secret Story' en el canal 24 horas: cuando algunos concursantes salen de hablar con el Súper, salen las broncas de la nada. Algo parecido ocurre durante 'Pesadilla en la cocina', que se trampea para (paradójicamente) parecer más real, pero en un reality del estilo 'Pekín Express' no se pactan los eliminados ni nada parecido. Sería un escándalo mayúsculo, al fin y al cabo.

Temas
Inicio