Publicidad

'Madam Secretary', política internacional para "dummies"

'Madam Secretary', política internacional para "dummies"
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Estamos en un punto en el que uno no se puede fiar de los procedimentales de CBS. Es la cadena de los 'NCIS' y 'Mentes criminales', pero también de 'The Good Wife' y 'Person of Interest'; es decir, series que apuntan al procedimental más simple y que luego evolucionan hacia la complejidad más absoluta. Con esta premisa me puse a ver 'Madam Secretary', esperando encontrar en Téa Leoni a la nueva Alicia Florrick que puede servir de sucedáneo cuando la serie de abogados pase a mejor vida. "Por algo se emitirá en domingo como "lead in" de 'The Good Wife'", pensé.

Y lo cierto es que aunque 'Madam Secretary' no vaya a suponer el nuevo bombazo en el procedimental serializado de CBS, sí que tiene elementos para no quedarse en la trama autoconclusiva semanal. Su premisa, la muerte del Secretario de Estado en un accidente de avión y la incorporación de Elizabeth McCord (Leoni) como su sustituta, es también la trama de fondo que impregna de corrupción, violencia y conspiración a la política estadounidense. Un hilo conductor bastante oscuro para una serie llana e infantil en todo lo demás. Nunca un conflicto internacional se resolvió de forma tan simple.

El papel de Téa Leoni es, con mucho, lo mejor de toda la serie. Su voz y su presencia ya son motivo suficiente para querer darle una oportunidad y es su personaje el que inicia la investigación del sospechoso accidente de avión que acabó con su predecesor. Funciona muy bien como nexo de unión entre la vida familiar y laboral, y de no ser por ella la serie no pasaría del aprobado raspado capaz de entretenerte en un zapping a las doce de la noche. El elenco de secundarios, al menos en esta primera mitad de temporada, no da mucho de sí.

'Madam Secretary', más 'Homeland' que "El ala oeste"

Cbs Madam

Solo el personaje de Nadine (Bebe Neuwirth), la jefa de personal, se ha mostrado algo más complejo en estos primeros compases; al principio por las sospechas que se vertían sobre su personaje, posteriormente al descubrir el motivo de la unión entre ella y el anterior Secretario de Estado, y finalmente al unirse a Elizabeth en la investigación. El resto de su séquito no parece más que una panda de inocentes aficionados, inseguros de sí mismos y menos complejos que el mecanismo de un botijo.

'Madam Secretary' es, salvando las distancias, más 'Homeland' que 'The West Wing'; de hecho, el trabajo anterior de Elizabeth es el de agente de la CIA, y ya nos han enseñado alguna que otra escena de su pasado en la agencia. Si, como ha hecho en los últimos episodios, es capaz de sacar adelante esa teoría de la conspiración sin relegarla a una pequeña pincelada semanal, tiene todo el potencial para convertirse en una serie de referencia en la noche del domingo. Si no, no pasará del simple entretenimiento fácil y sin complicaciones; viendo el estado de la televisión actual, eso tampoco es moco de pavo.

En cuanto a audiencias, es lo mejor de la noche del domingo en CBS con diferencia, superando ampliamente en audiencia a 'The Good Wife' y 'CSI' y dejando un buen colchón de espectadores a ambas series. No lo hace tan bien en la franja demográfica (1,6 en su última emisión antes del parón invernal), pero es la mejor base que CBS ha podido encontrar para una de sus noches más "flojas" de la semana. De seguir así, la Secretaria de Estado McCord tiene por delante un larguísimo recorrido en la cadena.

En ¡Vaya Tele! | 'Madam Secretary' no es el drama adulto de la temporada

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir