Compartir
Publicidad
'Supergirl', una optimista superheroína con mucho aún por aprender
Series de ficción

'Supergirl', una optimista superheroína con mucho aún por aprender

Publicidad
Publicidad

Supergirl es uno de esos personajes de cómic que, hasta ahora, no había tenido demasiada suerte en sus traslados a la pantalla. En 1984 hubo una película que, por fortuna, ha caído en el olvido, y a principios de los 2000 apareció de manera recurrente en 'Smallville', aún como una adolescente que no ha desarrollado del todo su potencial. Ni siquiera el trailer de 'Supergirl', su propia serie en CBS, invitaba demasiado al optimismo inicialmente.

Ahora que ya se ha emitido toda su primera temporada, podemos decir que los temores estaban infundados. La serie, otra más de la "factoría Berlanti" de superhéroes de DC, tiene aún muchos aspectos que pulir y que mejorar, pero Kara Danvers ha destacado por ser uno de los personajes más entretenidos de la temporada, y una heroína más compleja de lo que parece.

AVISO SPOILERS: A partir de aquí, habrá spoilers de toda la primera temporada de 'Supergirl', incluido el final de temporada, 'Better angels'.

La "workplace comedy" de 'Supergirl'

La serie ha tenido, durante toda la temporada, líneas argumentales que funcionaban muy bien y otras que sólo lo hacían a ratos (o que nunca terminaron de encajar). Entre las que siempre dejaban cosas divertidas y hasta interesantes figuran las que se desarrollaban en CatCo e involucraban a Cat Grant, la jefa de Supergirl en su vida normal como Kara Danvers.

Supergirl Cat

Calista Flockhart (que ya trabajó a las órdenes de Greg Berlanti en 'Cinco hermanos') ha tenido todas las mejores frases de la serie (algunas realmente memorables y con metarreferencia a Harrison Ford, su marido, incluida), y su dinámica con Melissa Benoist ha sido muy entretenida de ver. La relación de mentora-discípula entre Cat y Kara empujaba a la segunda a querer ser mejor superheroína, y aunque la serie dio marcha atrás con la revelación de la verdadera identidad de su asistente, en los últimos episodios nos ha quedado la duda de si Cat no sigue sabiendo que Kara es Supergirl, pero opta no decir nada.

Cat Grant ha sido una pieza fundamental para 'Supergirl', y no sólo por sus divertidas frases y referencias

La referencia explícita a 'Armas de mujer' en el último episodio ("este es tu momento al final de 'Armas de mujer'") da la pista de cómo ha ido moldeando 'Supergirl' esa dinámica en las oficinas de CatCo. Esa pequeña workplace comedy dentro de una serie de superhéroes aportaba levedad y ayudaba a que su personaje central fuera creciendo y madurando. Que Supergirl decida disculparse ante Cat y, al mismo tiempo, pedirle consejo para recuperar la confianza de la gente de National City al final de 'Falling', el episodio en el que Kara se vuelve "mala" por la kryptonita roja, es muy significativo de la relevancia de la señorita Grant.

Además, la ligereza y el humor de las tramas de CatCo ayudaban también a separar 'Supergirl' de otras series y películas de superhéroes actuales. El énfasis en lo importante que es para Kara su vida normal, de "civil", ayuda a humanizarla y a que comprendamos mejor por qué está dispuesta a sacrificarse para salvar a los humanos. Y profundiza también su retrato como una mujer joven que está asentándose en la vida adulta, que está aprendiendo a manejar su poder y que está definiendo qué quiere y qué no.

Kryptonianos y demás familia

Supergirl Hank

Donde 'Supergirl' aún tiene mucho que mejorar es en su manejo de los villanos. En el final doble de temporada, 'Myriad'-'Better angels', da la sensación de que la historia le viene demasiado grande y de que necesitaría aún otros dos episodios para que se desarrollaran bien todas las cosas que Ali Adler, Andrew Kreisberg y compañía meten ahí. Non e Índigo acaban siendo amenazas menos difíciles de derrotar de lo que parecía y, en realidad, están ahí sólo para mostrar lo lejos que ha llegado Supergirl a lo largo de la temporada, dispuesta a llevar sobre sus hombros Fort Rozz, y de morir en el intento, con tal de salvar a la humanidad.

También las alusiones a Superman y su dependencia de él resultan un poco forzadas. Es cierto que no pueden huir de ellas porque la historia de Kara está unida a la de Kal-El, pero que se hable de él y no lo veamos (más que sus botas) siempre va a ser un poco extraño. Y ya que estamos sacando defectos, las tramas amorosas tampoco son el fuerte de la serie. Aquí, 'Supergirl' cae con James en la misma trampa que 'Arrow' y 'The Flash' con Laurel e Iris.

'Supergirl' ha llevado muy bien la relación entre Kara y Alex, pero los villanos han dejado bastante que desear

Non y Astra han podido ser unos villanos un poco descafeinados, pero sí han tenido su utilidad. La primera temporada ha explorado la idea de familia, de lo que representa considerar como tu familia a personas con las que no compartes lazos de sangre. En ese aspecto, la relación casi paternofilial entre Alex y Hank ha sido una evolución bastante interesante, y también se ha llevado bien la mayor exploración de las complejidades que hay en la unión entre Alex y Kara, y las cosas que una ha dejado de hacer por la otra.

La introducción del Proyecto Cadmus y que el padre de Alex esté oculto allí puede ser una trama que deje buenos momentos en una hipotética segunda temporada.

¿La serie más optimista de la temporada?

Con todos sus puntos débiles y sus aspectos por mejorar, 'Supergirl' ha destacado por apostar decididamente por el optimismo y por transmitir diversión y esperanza. En ese aspecto, ha guardado muchos puntos de contacto con 'The Flash', y el crossover entre ambas series no hizo más que confirmarlo. Además, puso a 'Supergirl' en una curiosa posición, pues los críticos menos convencidos por la oscuridad propuesta por 'Batman v Superman' ponían como ejemplo a la serie de CBS de cómo retratar mejor lo que Superman ha representado desde su nacimiento como superhéroe.

'Supergirl' se ha visto en medio de las críticas que la prensa norteamericana ha hecho contra 'Batman v Superman'

Dejando de lado esas comparaciones (probablemente, un poco oportunistas), no se puede negar que la diversión y la felicidad que Kara siente cuando vuela por encima de National City se han trasladado a toda la serie, y le han permitido sobrevivir a una primera temporada que ha sufrido todos los dolores de crecimiento esperables y posibles. 'Supergirl' cuenta con la ventaja de tener a una protagonista totalmente comprometida con el papel como Melissa Benoist, que funciona bien tanto en los momentos más ligeros como en el drama, y secundarios como Hank Henshaw, Cat Grant y Alex Danvers han ido creciendo mucho con el paso de los capítulos.

Su voluntad de explorar todas las facetas posibles de su superheroína (su vulnerabilidad sin los poderes, su entrega a su lado oscuro al verse afectada por la kryptonita roja, la tentación de abandonarse a sus recuerdos de Krypton) es lo que permite ser optimistas con el camino que 'Supergirl' puede seguir en una segunda temporada sobre la que CBS aún no se ha pronunciado.

Ah, y sí, ese presentador de telediario que ha salido de vez en cuando era Perd Hapley, de 'Parks and recreation'. O mejor dicho, Jay Jackson, que trabajó durante mucho tiempo como presentador de informativos en Los Ángeles.

En ¡Vaya Tele! | 'Supergirl' progresa adecuadamente (pero necesita hacerlo mucho más rápido)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio