Publicidad

'Terriers', investigadores de andar por casa

'Terriers', investigadores de andar por casa
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace ya más de dos semanas que el canal de pago FX estrenó su nueva producción, 'Terriers', una serie que sigue a dos amigos e investigadores privados sin licencia que resuelven todo tipo de casos a cambio de unos cuantos dólares que les permitan vivir un día más. El canal creó unas altas expectativas durante el verano, con extraños y confusos clips que cumplieron su cometido, pero después de ver los tres primeros episodios, tengo la sensación de que estamos ante un estreno interesante, entretenido pero que no tiene nada fuera de lo común.

El piloto nos muestra a Hank Dolworth, un ex-policía ex-aficionado a la bebida separado de su mujer pero todavía enamorado hasta las trancas de ella; junto a él, tenemos a Britt Pollack, un antiguo ladrón que decide asociarse con Hank para montar una empresa de detectives privados capaces de resolver cualquier caso (robos, problemas sentimentales, secuestros, recuperación de objetos...). Y es aquí, en los dos personajes principales, donde 'Terriers' tiene su mayor interés, de tal forma que el espectador empatiza rápidamente con sus sentimientos y su forma de ver la vida.

Hank y Britt son dos auténticos perdedores. Hank (Donald Logue) vive anclado en una relación sentimental pasada de la que es incapaz de separarse, un completo inmaduro que parece destinado a no ser feliz jamás. Por otro lado, Britt (Michael Raymond James) es el contrapunto de la pareja, un treintañero con complejo de Peter Pan que vive felizmente junto a su pareja, pero que no deja de ser atormentado por su oscuro pasado como ladrón. Los dilemas personales de los protagonistas se convierten en las puntas de la trama, por encima incluso de los casos que en cada capítulo han de resolver.

Hank y Britt en Terriers

A pesar de que el primer capítulo plantea un caso que podría tener continuidad a largo plazo, en los capítulos posteriores de momento no ha sido así, por lo que podríamos calificar a la serie de procedimental. Pero con esa etiqueta estaríamos cometiendo un gran error, ya que la serie tiene muchos tintes serializados muy bien mezclados con los casos que cada semana les son encargados. En definitiva, no es otra serie de detectives.

Lo que sí me ha "decepcionado" un poco ha sido las enormes cotas de drama que la serie es capaz de alcanzar. La cadena la definió como una dramedia, y aunque es cierto que existen ciertos toques de comedia, el drama en muchas ocasiones es tal que roza la angustia y el desasosiego. 'Terriers' da pie a muchas situaciones cómicas que no llegan a ser aprovechadas del todo, aunque sí queda bastante claro que los personajes tienen todo el potencial para desembocar en situaciones extremadamente absurdas. Ojalá en un futuro aprovechen más esta faceta.

La audiencia no ha acogido demasiado bien a la serie, y no ha mejorado los datos con los capítulos emitidos hasta el momento, por lo que va a estar difícil que la serie vuelva en una segunda temporada. En cualquier caso, estamos ante una serie muy recomendable; no cambiará la forma de ver la vida de nadie, y tampoco será uno de los grandes estrenos de la temporada, pero si buscáis una serie entretenida, sin pretensiones y con personajes interesantes, 'Terriers' es la vuestra.

En ¡Vaya Tele! | 'Terriers', tráiler completo de lo nuevo de FX

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios