Publicidad

'The Event', sin rumbo hacia lo desconocido

'The Event', sin rumbo hacia lo desconocido
21 comentarios

Publicidad

Publicidad

Esta semana hemos podido ver el último episodio de ‘The Event’ antes del parón que va a realizar. Si no hay cambios de última hora, tendremos que esperar a febrero para ver los siguientes capítulos de la primera temporada. Tres meses de espera que recuerdan al descanso que se tomó ‘Flashforward‘ el año pasado antes de volver a la parrilla y acabar agonizando lentamente. Los primeros diez capítulos de ‘The Event‘ han mostrado a una serie que es sólo la sombra de lo que pretendía ser tras su piloto, y tengo la sensación de que sólo un milagro podría cambiar este hecho en 2011.

Algunas voces apuntaban a que esta serie podría ser la sucesora de la sucesora de ‘Lost‘, aunque creo que ya deberíamos de dejar de esperar una reencarnación televisiva que vendrá cuando menos nos lo esperemos, como llegó ‘Lost’ en su día. Pero si ‘The Event’ está todavía muy lejos de lo que quiere ser es inaceptable que se compare con cualquiera de las otras series que nos han cautivado en los últimos años. Aún así, en ocasiones esta ficción tiene elementos que me recuerda a escenas de ‘24‘ o de la ya mencionada ‘Flashforward’, o al menos a sus peores momentos.

Creo que ha habido una intención por versionar algunas de las ficciones que desaparecieron la temporada pasada y que dejaron a un público desconsolado, que con la nueva temporada buscaba cubrir esa soledad con una nueva serie. ‘The Event’ se ha aprovechado de ello, pero no ha conseguido presentar una historia sólida y bien definida . A cambio encontramos una serie que tiene unos personajes que divagan la mayor parte del tiempo, haciendo más esfuerzos por estirar la ficción lo máximo posible que por conseguir sus objetivos.

El piloto de esta serie consiguió dejarme con la boca abierta del asombro que me produjo la acción derramada y la desaparición del avión como cliffhanger final. Los siguientes capítulos también han conseguido que abriera la boca en alguna ocasión, pero del aburrimiento que me han producido algunas de sus tramas, que no creo que me lleguen a interesar en un futuro. ‘The Event’ flaquea en varios de sus puntos fuertes y después de conocer gran parte de lo que será su primera temporada, es hora de que los analicemos.

El problema de comenzar por el final

Parte de la responsabilidad de que el piloto de ‘The Event’ fuera bueno la tiene que no era un primer episodio normal para una serie de sus características. Pensándolo bien, si el piloto hubiera sido el final de temporada habríamos quedado medianamente satisfechos, porque creo que la historia que nos contaron mediante flashbacks tenía elementos suficientes como para explotarlos durante toda una temporada. Aún así, los guionistas decidieron, en un ejercicio que aplaudí tanto en su día como en la actualidad, llevar a cabo un piloto atípico, lleno de acción y de sorpresas que dejaban al espectador con ganas de conocer más de la historia.

Pero el problema de comenzar por el final es que lo que viene después no consiga estar a la altura de las circunstancias. El espectador queda totalmente decepcionado cuando ve que las promesas del principio se van quedando en nada capítulo tras capítulo. Sabemos que, aunque la base y la guinda son importantes, lo que más saborea el espectador al ver una serie es la tarta en sí, una tarta que en el caso de ‘The Event’ está hecha con ingredientes agríos y dulces que dejan un sabor contradictorio en todo aquel que la prueba.

Con el parón ‘The Event’ tiene ahora la oportunidad de reconstruirse a sí misma y volverse más sólida, pero que esto se conozca no quiere decir que se consiga. Ya lo vimos en ‘Flasforward’. Aunque sus tramas mejoraron tras el descanso, la ficción ya estaba tocada de muerte (y no sólo en cuanto a audiencia se refiere). Un guionista puede estar tan perdido como la propia serie, y los de ‘The Event’ han podido entrar en un punto de no retorno en el que se ha perdido el sentido de lo que imaginaron en un principio.

Sean, un protagonista que no pinta nada

Sean Walker y Leila Buchanan son, en ocasiones, lo que Kim Bauer era para ‘24’ después de su primera temporada. Su historia llega a ser un estorbo que roba tiempo a la trama principal, que es la que hasta ahora permite que el espectador no caiga en un profundo sueño. Pero hay que tener en cuenta que estamos hablando del protagonista de la ficción y mal vamos si cuando él aparece el espectador suelta un resoplido. Su trama pasó a un segundo plano cuando encontró a Leila. Ahora los dos juntos van en busca de la hermana de esta y por el camino están descubriendo pistas y secretos de su familia como si de un mal juego de aventura gráfica se tratara.

Sean Walker

Probablemente encuentren a la hermana de Leila y todo adquiera importancia con la trama principal al final (o un poco antes) de la temporada, pero Sean y Leila me producen tanto rechazo en la actualidad que ya no sé si quiero que consigan su objetivo o desaparezcan por el mismo agujero que lo hizo el avión del piloto. Eso sí, sin que los volvamos a ver nunca más.

Unos extraños que discuten demasiado

Acepté seguir ‘The Event’ incluso después de saber que la serie trataría sobre unos alienígenas que viven entre nosotros con unas intenciones que desconocemos hasta la fecha. Pero lo que no me esperé es que esos extraterrestres apostarían por la palabrería en vez de pasar más a la acción. Los constantes enfrentamientos entre Sophia, su hijo (y a los que se ha añadido la novia de este) son innecesarios y han ocupado demasiado tiempo en el desarrollo de la serie.

Creo que Sophia es un personaje imprescindible y se codea con otros que están en un nivel inferior al suyo en todos los sentidos. Por eso no entiendo por qué no se ha mostrado más de ella. Es una “mujer” con carácter y con capacidad para controlarlo todo pero ha ido perdiendo fuerza a medida que se quedaba de brazos cruzados, esperando que los acontecimientos llegaran a ella.

Aún así, en Sophia puede estar la clave para levantar la calidad de la serie en el futuro, ya que tiene todos los requisitos para convertirse en un personaje capaz de levantar pasiones entre los seguidores de la serie. Pero una vez más, para conseguir este hecho hay que arriesgar. No es comprensible que permanezca parada ante las amenazas de su hijo y las promesas incumplidas del presidente Martínez y prefiero criticar a un personaje por lo que ha hecho mal que hacerlo porque no haya hecho nada.

Tomas The event

¿Por qué ‘The Event’?

Es la pregunta que se me ocurre después de haber visto los primeros diez episodios. Debería hacer referencia a una amenaza, algo que deberíamos haber conocido en el primer capítulo y que diera lugar a todo el desarrollo posterior de la trama. En vez de eso nos han ocultado, si es que existe, el evento que da nombre a la ficción. Podríamos pensar que se trata del hecho de que los extraterrestres hayan tomado contacto con la humanidad, pero aún así me sabe a poco. Espero que, si hay algún evento próximo, no comentan el error de mostrarlo al final de temporada, porque pondría la puntilla a una cadena de despropósitos que ha ido dañando la serie lentamente.

Me ha llamado mucho la atención que el último capítulo antes del parón se haya titulado “Everything will change” (“Todo cambiará”). Pensaba que este título hacía referencia a algo importante que sucedería en el episodio pero tras verlo he comprobado que sólo se trataba de una promesa lanzada para los seguidores indecisos que tiene ‘The Event’.

Nos prometen que tras la vuelta la serie va a cambiar pero yo sé que sólo será un intento y que es muy difícil que, si lo consigue, lo haga para bien. Entiendo que hayan lanzado esta promesa porque habrá muchos que, como yo, cuando llegue febrero les cueste acordarse de los motivos que tenían para seguir esta ficción. Pero cuando llegue esa fecha también habrá quienes, con más crueldad, ni siquiera recuerden que había una serie llamada ‘The Event’ en la parrilla.

En ¡Vaya tele! | ‘The Event’ será “relanzada” en enero

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios