Compartir
Publicidad

'Hable con ellas', cinco maneras de caer en gracia (o en desgracia) a la audiencia

'Hable con ellas', cinco maneras de caer en gracia (o en desgracia) a la audiencia
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cinco mujeres. Cinco estilos diferentes. Cinco maneras de caer en gracia (o en desgracia) a la audiencia. Telecinco dio el pistoletazo de salida a su nuevo late night, 'Hable con ellas', un programa que españoliza el formato 'The view' para poner a la palestra a Sandra Barneda, Beatriz Montañez, Natalia Millán, Yolanda Ramos y Alyson Rae Eckmann como conductoras de este espacio que, como mínimo, tenía una premisa capaz de llamar la atención de la audiencia. Estas cinco mujeres se convierten en anfitrionas de los invitados que deciden acudir al espacio, en el que se recoge una entrevista a cinco bandas donde cada una intenta poner su sello personal.

Nada fácil coordinar a cinco personas en un programa que busca que todas estén al mismo nivel de participación. No se consiguió, al menos en el estreno, que demostró que tiene cosas que pulir pero que cuentan con una buena base de la que se puede extraer algo interesante en las próximas semanas. Como a todo primer programa de estas características, 'Hable con ellas' necesita algo de rodaje, que las presentadores se conozcan mejor y que alcancen un tono donde cada una de ellas pueda aportar su granito de arena sin pisar a su compañera y donde nadie quede por encima de nadie, algo que sí que ocurrió en este primer programa. El estreno superó el millón de espectadores y anotó un buen 17,7%, una cifra que demuestra que tuvo un seguimiento bastante acogedor.

El primer 'Hable con ellas' destacó por el absoluto dominio del directo de Sandra Barneda, el descubrimiento de Yolanda Ramos como personaje revelación (y no solo por su punto cómico), la insistencia de Beatriz Montañez en demostrar su lado periodístico, la sorprendentemente escasa participación de Natalia Millán y el débil aporte de Alyson, la más desconocida. Como digo, todas necesitan algo de tiempo, aunque en el estreno quedó demostrado quién estaba mejor preparada para afrontar el reto de reconquistar el late night de Telecinco con un programa de entretenimiento.

Mucho mejor el espacio con la entrevista a Celia Villalobos, donde 'Hable con ellas' ofreció un improvisado debate sobre la situación política y social actual que olía a sincero y donde Yolanda Ramos se erigió como gran descubrimiento del espacio al enfrentarse a la vicepresidenta del Congreso sin titubeos. Parece que el programa tiene un filón en aquellos invitados que puedan y sepan dar juego televisivo y aporten algo más provechoso que servirse del éxito de la serie en la que participa como le ocurrió a Hiba Abouk.

Habrá que observar hacia dónde dirige sus invitados 'Hable con ellas', que terminó a las dos y media de la madrugada y que pecó de extenderse demasiado en el late night. También resultó improvisado, aunque esta vez negativamente, ese intento de casting que hicieron para elegir al comentarista de las redes sociales, una elección que también podría haberse hecho a cara o cruz cinco minutos antes de comenzar el espacio y no hubiera importado. Otro de los puntos que llamaron la atención fueron los gritos del director, que se escucharon en más de una ocasión, para indicar a las presentadoras lo que tenían que hacer. Se trata de un recurso muy usado en la factoría 'Sálvame' pero que, aunque ambos programas sean de la misma productora, en 'Hable con ellas' le aporta un tono cutre que atenta contra el propio espacio. Al menos había ocasiones en las que parecía que, esta vez, se buscaba que Telecinco ofreciera algo verdaderamente diferente.

En ¡Vaya tele! | 'Hable con ellas', el nuevo intento de Telecinco por conquistar el late night

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio