Este expresionista retrato de un asesino es una de las mejores películas de la historia de Alemania y se puede ver gratis en streaming
Cine Clásico

Este expresionista retrato de un asesino es una de las mejores películas de la historia de Alemania y se puede ver gratis en streaming

El fenómeno de los true crime sensacionalistas han puesto las figuras de los asesinos en serie como figuras de culto pop. Casi se ha perdido el arte para poder aproximarse a la perversidad moral y la decadencia humana con un poco de denuncia. Ante la proliferación de obras como 'Dahmer - Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer', casi apetece refugiarse a las raíces de los films criminales.

Por fortuna, una pieza fundacional, que además es una de las mejores obras salidas del cine alemán, se puede disfrutar en streaming sin tener que pagar. Además de en plataformas de suscripción como Movistar+ o FilmBox+, se puede ver gratuitamente en Plex una magistral obra clave para la evolución del cine como es 'M, el vampiro de Düsseldorf'.

El horror anda suelto

Cualquier vía es válida para aproximarse a esta increíble película de Fritz Lang, influencia suprema para el terror con asesinos en serie, para la evolución hacia el cine sonoro y para la respuesta hacia la propaganda nazi que iba a dominar la filmografía germana. Una mirada con entendimiento, que no simpatía, por un aterrador asesino de niños que causa un gran tumulto en la sociedad alemana.

Tras una docena de películas expresionistas y mudas, Lang se lanzó en su primera aventura hacia las "talkies", las primeras películas habladas. Pero, al contrario que ellas, no renuncio a los silencios, a expresar a través de la imagen en movimiento, al poder visual. Se empieza a hablar, pero no se abusan de diálogos. Los que hay, resultan significativos para dejar huella, como el impactante discurso de Peter Lorre en un momento clave de la película.

Lang también decidió retratar el ascenso del odio antes de la toma definitiva del poder por parte del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán. 'M, el vampiro de Düsseldorf' se adelantó dos años a la instauración del Tercer Reich, pero fue capaz de reflejar el sentimiento que llevaría a su ascenso. Las turbas de población, movilizadas por el odio, juegan un papel importante en lo que la obra quiere contar junto con la personificación del mal extremo del personaje de Lorre.

'M, el vampiro de Düsseldorf': señalando el futuro

El asesino reconoce su psicopatía, sus momentos de no diferenciar el bien del mal y dejarse consumir por lo segundo. Las turbas, a priori más concienciadas sobre la diferencia, no pueden evitar llevarse por el impulso. La cámara de Lang encuentra la manera de denunciar sin caer en sensacionalismos baratos, buscando una complejidad y un cinismo en su mirada que luego será otra piedra fundacional. Concretamente, para el desarrollo del cine negro.

No hay un solo momento de 'M, el vampiro de Düsseldorf' realmente desaprovechado. Incluso hablando de alguien que ha creado obras maestras como 'El doctor Mabuse' o 'Metrópolis', Lang consigue crear una obra aún más imprescindible, sabiendo evolucionar con los cambios del medio audiovisual y con las nuevas formas del cine. Pero, más increíble aún, crea una obra que sigue siendo actual más de 90 años después y que sigue dando lecciones sobre cómo aproximarse a la psicopatía del asesino.

Temas
Inicio