'Peaky Blinders': la intensa temporada 6 culmina con un gran final pero ni mucho menos perfecto para la serie en Netflix con Cillian Murphy
Críticas

'Peaky Blinders': la intensa temporada 6 culmina con un gran final pero ni mucho menos perfecto para la serie en Netflix con Cillian Murphy

Ya está aquí. La sexta y última temporada de 'Peaky Blinders' al fin desembarca en España de la mano de Netflix. Paciencia hemos tenido sus seguidores, pues hace más de dos meses que se estrenó el episodio final de la serie en Reino Unido, por lo los spoilers han volado libres por Internet.

Sin embargo, en el resto del mundo no ha quedado otra que esperar hasta el 10 de junio para ver cómo se resolvía la historia de Tommy Shelby y compañía. Bueno, ya os aviso de que no se trata de un cierre definitivo, pues hace tiempo que se confirmó la realización de una película con la que despedir a 'Peaky Blinders' por todo lo alto (y quizá también servir como punto de referencia para hacer algún que otro spin-off).

A continuación no hay spoilers concretos, pero quizá queréis esperar a leer la crítica hasta que hayáis visto la temporada.

Los demonios personales de Tommy

La sexta temporada de 'Peaky Blinders' es, más que nunca, la historia del personaje interpretado por Cillian Murphy. Y es que esta última entrega se centra principalmente en sus demonios personales, desde cómo le afecta la inevitable desaparición de Polly hasta otros elementos que le sitúan en una posición de debilidad que él mismo ha de gestionar como mejor sepa.

Eso puede dar pie a que algunos echen en falta una mayor presencia de la acción y los enfrentamientos, sobre todo a raíz de ese intento de acabar con Mosley al final de la quinta temporada que no salió como Tommy esperaba. Y es que los Shelby siempre han tenido los días contados, pero ahora es algo en lo que Steven Knight, creador de 'Peaky Blinders', incide de forma clara para incrementar la sensación de despedida que dejan estos seis episodios.

Como resultado de ello, la serie incide aún más en ese estilo que cautivó a millones de espectadores, pero lo hace desde un enfoque algo más relajado, deleitándose en la fuerza de las imágenes sin que éstas tengan que venir acompañadas necesariamente de esas explosiones de violencia características de 'Peaky Blinders'.

Peaky Blinders Temporada 6 Escena

De hecho, la sexta temporada es en su mayor parte la promesa de lo que no llega hasta el episodio final. La tensión siempre se respira en el ambiente -al respecto me encanta especialmente la total falta de tacto del personaje interpretado por Amber Anderson-, pero al mismo tiempo es algo que a veces se diluye por la multitud de frentes abiertos sin terminar de darle la importancia debida a muchos de ellos.

Ahí de nuevo entra la predominancia absoluta de Tommy, hasta el punto de que la temporada coquetea más que nunca con la posibilidad de que al final vaya a llegar su caída y todo lo que es necesario para que pueda producirse. Ahí no entraré en detalles, pero Knight echa mano de un recurso argumental quizá inesperado pero que a su manera casa muy bien con la evolución que estaba teniendo el personaje en temporadas anteriores, en especial en la quinta.

Otros detalles del final de 'Peaky Blinders'

Peaky Blinders Michael Final

No me sorprendería que precisamente eso haya sido el motivo de que el director Anthony Byrne sea el primero que repita en 'Peaky Blinders' de una temporada para otra. Hasta ahora, cada entrega contaba con una persona diferente tras las cámaras que daba una energía diferente a sus historias pero manteniendo siempre unas señas de identidad muy claras.

Byrne lleva un paso más allá lo que ya propuso en la quinta, lo que supone que el estilo prima en ocasiones sobre la sustancia. Sospecho que habrá a quien eso le moleste, pues también sirva para restar minutos de desarrollo a otras tramas o para que ciertos personajes no aparezcan tanto como nos gustaría -¡algunos hasta desaparecen sin explicación alguna!-, pero el objetivo de la temporada queda claro de entrada y no hace concesiones.

Y es que esto es algo que incluso afecta a la actitud del protagonista, algo perceptible desde el primer episodio y que se mantiene hasta el desenlace. Su gran inteligencia sigue ahí, pero su lado más visceral ha ido amortiguándose para ir incidiendo en sus debilidades, muchas de ellas fruto del peso que ha ido cargando sobre sus espaldas. Ojo, eso no impide que siga sacando a relucir su vena más mortífera...

En resumidas cuentas

Peaky Blinders Final

La temporada 6 es un gran final para 'Peaky Blinders', pero se queda lejos de ser ese final perfecto que su director nos había vendido. Quedan varios cabos sueltos que tocará recuperar en la película, pero lo que sí está claro es que esto no deja sabor de despedida definitiva. Todavía quedan cosas por contar.y

Temas
Inicio