Publicidad

'Proxima' aporta una reflexión tan emocional como lúcida al reto de conciliar el éxito profesional con la maternidad
Críticas

'Proxima' aporta una reflexión tan emocional como lúcida al reto de conciliar el éxito profesional con la maternidad

Publicidad

Publicidad

'Proxima' nos presenta a Sarah, una astronauta francesa que se mueve en el espacio europeo en preparación del que será su primer viaje espacial y el sueño de su vida. En su vida laboral de élite, arrastra consigo al amor de su vida, su hija, con la que mantiene una estrecha relación casi propia de madre soltera.

Separada de un padre también vinculado a la carrera espacial, afincado en Alemania, esta mujer se las apaña para mantener la concentración al más alto nivel sin perder de vista a su adorada niña, cuyo crecimiento no está dispuesta a perderse.

Una carrera por conciliar la ambición profesional y el espacio personal

En una interpretación mucho más creíble y contenida que de costumbre, Eva Green encarna a esta madre, en un papel especialmente humano y emocionante. Una astronauta que bien podría ser científica, deportista, diplomática o cineasta, en cuanto que historia universal y ciertamente extrapolable a toda mujer con la ambición de sobresalir en una carrera excelente.

Salida directamente de la Sección Oficial del Festival de San Sebastián (ganó el Premio Especial del Jurado) que tiene la tendencia a englobar una variada visión del cine mundial, donde los grandes nombres sólo tienen un peso relativo, el de Alice Winocour es un acercamiento honesto al sentir femenino cuando se trata de conciliar la familia con una carrera brillante.

Proxima

Posiblemente inspirada por un cuestionamiento propio, firmado por una cineasta más conocida como guionista por trabajos como 'Mustang' (Deniz Gamze Ergüven, 2015), la realizadora francesa ahonda en uno de los mayores dilemas laborales del siglo XXI, aún sin resolver del todo y aplicable a un porcentaje amplio de las mujeres de nuestro tiempo.

En una época en la que el trabajo se diversifica en sus formas, para adaptarse a un estilo de vida social y en continuo movimiento, dejando de considerarse una obligación en el caso de muchas profesiones para pasar a desarrollarse gracias al motor de la pasión derivada de la vocación, el conflicto por mantener un equilibrio entre la vida personal y la laboral se magnifica. Una fricción que termina en choque frontal cuando se trata de la cuestión sobre la maternidad.

En 'Proxima', que Sarah parezca no tener tiempo para una vida en pareja, a estas alturas, parece algo normal, un sacrificio asumido y ampliamente aceptado. No así cuando se trata de criar a una niña, a la que se empeña en mantener cerca a pesar de su trabajo, aunque eso afecte irremediablemente a su concentración y dedicación, convirtiendo su vida en un continuo proceso insano, sin descanso, sometida a la más alta presión.

Proxima

El film arroja una reflexión tan emocional como lúcida y ponderada en torno a la decisión de cómo enfocar una vida plena que pueda conciliar un trabajo de responsabilidad con el deseo de ser madre, porque, ¿por qué no querer ambas?

Mientras 'Proxima' rompe el tabú de la mujer fuerte pero desapegada, lo hace poniendo de relieve la dificultad que aún entraña esta posibilidad, en muchas ocasiones magnificada por el propio sentido del deber; una lucha interna sin descanso, que apunta a una conclusión aún más sangrante.

Si 'First Man: El primer hombre' (Damien Chazelle, 2018) se erigía como una aproximación humana a la élite espacial y el impacto de tal carrera fulgurante en la vida familiar, la de Alice Winocour aporta la mirada femenina a una profesión dura y exigente físicamente concebida para hombres, en un homenaje a cuantas abrieron camino contra todo pronóstico.

Proxima

Mientras la de Chazelle cuestionaba con crudeza la posibilidad de compaginar una vida familiar al uso con la carrera espacial, así como su impacto psicológico, Winocour avanza unos pasos, revisando la cuestión algunas décadas más adelante y, tras probar diversas formas de flexibilidad laboral, para desembocar en otro callejón sin salida adaptado a los tiempos. Poniendo así de manifiesto la imposibilidad de alcanzar una solución verdaderamente satisfactoria para un conflicto eternamente sobre la mesa.

'Proxima' captura la esencia de nuestra vida actual desde una perspectiva de odisea espacial

Un drama intenso que muestra con toda su aspereza una profesión normalmente retratada en su faceta más épica, perfilada atípicamente desde el espacio europeo y dando representación a una perspectiva normalmente poco explorada, aunque, de nuevo, extrapolable a otras profesiones contemporáneas.

Un punto de vista ciertamente necesario para la reflexión dentro de un debate más global que afecta no sólo a la conciliación laboral y familiar sino también a nuestras nuevas formas de relacionarnos como individuos y como sociedad, a la vida en pareja y los límites entre el espacio personal y el trabajo.

Vehemente y sobrecogedora, más allá de aportar una nueva perspectiva de la odisea espacial, 'Proxima' pulsa las teclas más sensibles en su segundo nivel de lectura, valiéndose de una historia atípica para capturar la esencia de las formas de vida de nuestro tiempo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios