'The Expanse' dispersa a sus protagonistas en una temporada 5 que sigue consagrando a la serie de Amazon como un título imprescindible
Críticas

'The Expanse' dispersa a sus protagonistas en una temporada 5 que sigue consagrando a la serie de Amazon como un título imprescindible

HOY SE HABLA DE

'The Expanse' vuelve a Amazon Prime con los primeros tres episodios de la temporada 5 (y penúltima). En esta ocasión la plataforma ha decidido realizar un estreno semanal, así que la soberbia serie de ciencia ficción nos irá acompañando cada miércoles hasta febrero de 2021, completando los diez episodios que conforman esta tanda.

Unos nuevos episodios que comienzan con la "banda de la Rocinante" dispersada, cada uno por su lado. Una decisión consciente que nos da una idea de lo expansiva que se propone ser esta nueva etapa. Por un lado, con la amenaza anterior neutralizada, es momento de ser más reflexivos, de entrar más en las consecuencias tanto materiales como personales de todo lo vivido hasta el momento. Y, sí, también es momento de "relajarse", como bien dice Holden (Steven Strait) en un momento.

No es que se hayan olvidado de lo anterior, en 'Cibola Burn' (4x10) veíamos el gran plan de Marco Inaros (Keon Alexander) para dirigir a modo de balas de destrucción masiva asteroides hacia la Tierra, pero ya sabéis que a los guionistas les gusta más poner esas tramas al fondo, para explorar otros elementos antes de que la situación termine estallando. Que lo hará, claro está... pero no quiero meterme ahora mismo en spoilers.

Ramificaciones universales y personales

Y a partir de ese momento esa trama dejará de estar algo de fondo pero seguirá siendo una de la media docena que están manejando el equipo de guionistas liderado por Daniel Abraham, Ty Franck y Naren Shankar (los dos primeros, autores de los libros) en su esfuerzo de hacer una obra de alcance y ramificaciones universales, literalmente.

Así la temporada empieza en un momento de asueto. En lo que la Roci está en profunda reparación un relajado Holden disfruta de un descanso en la Tycho cuando Monica (Anna Hopkins), la periodista a la que ya vimos en la temporada 3, le informa de que está investigando sobre la protomolécula y tiene pruebas de que hay quien está buscándola.

El resto de la tripulación está en su propio viaje, tan interno como literal, de reconciliación y trabajo en sendos pasados y asuntos pendientes nunca tratados. Naomi (Dominique Tipper), por su parte, ha salido de Tycho decidida a encontrar (y reconciliarse) con su enajenado hijo; Alex (Cas Anvar) se encuentra también intentando retomar la relación con la familia rumbo a Marte y Amos (Wes Chatham) aterriza en la Tierra para lo propio.

De estas tres tramas, es quizás la de Alex la que más nos puede interesar al irrumpir en ella Bobbie Draper (Frankie Adams), que investiga una red de tráfico ilegal de armamento y tecnología marciano que parece implicar a las más altas instancias del poder. Investigación auspiciada, por cierto, por una Avasarala (Shohreh Aghdashloo), que intenta hacerse a su nueva vida después de perder la reelección en temporada 4.

Una diáspora afortunada

The Expanse S5 6 0

Uno de los hitos de esta temporada 5 es la capacidad de los guionistas para mantener a los protagonistas alejados, cada uno con su "mierda que resolver" y lograr que uno no sienta que alguna de estas tramas es más floja o que sobre. Sí que es verdad que siempre hay una menos relevante que otra. Aquí tiene pinta que ese papel lo tiene Amos pero al ser prácticamente el "proxy" del espectador, el interés no sufre.

Esto es así porque, por lo menos en los cinco episodios que he podido ver, proporciona una gran visión a nivel astronómico (literalmente) de lo que está pasando. Es verdad que este comienzo puede ser un poco desorientador porque entre que pasan tantas cosas en cada temporada y que ha pasado un año desde la anterior, como no la tengas refrescada a través del típico previously o resumen de varios minutos.

Pero una vez metidos en faena, la serie es droga espacial del más alto nivel. Se nota el buen rodaje de la ficción a estas alturas y una vez pasado ese primer episodio de introducción, las intrigas interplanetarias nos llevan de la mano y, sin saber cómo, devoramos la serie. La pena va a ser esta emisión semanal que si no os hubiera asegurado que era carne de maratón.

Más allá del entramado geopolítico, lo que hace a esta temporada algo especial es en su interés por explorar más los personajes. La aparente calma chicha que reina el sistema solar (y más allá) se aprovecha para trabajar más en ellos. El trabajo en equilibrar esto con la trama general de la serie es encomiable, logrando una temporada que sigue consagrando la serie como una imprescindible del género.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio