Compartir
Publicidad
'True Detective' regresa con una nueva historia, nuevos personajes y más convencional
Movistar+

'True Detective' regresa con una nueva historia, nuevos personajes y más convencional

Publicidad
Publicidad

La primera temporada de 'True Detective' fue, probablemente, uno de los éxitos más sorprendentes de los últimos tiempos. Una serie de dos detectives investigando un asesinato con connotaciones rituales en lo más profundo de Louisiana, escrita por un desconocido entonces como Nic Pizzolato, y protagonizada por Matthew McConaughey y Woody Harrelson, acabó convertida en un fenómeno pop que, seguramente, HBO no esperaba.

El plano secuencia del cuarto episodio, la coincidencia de su emisión con el Oscar de McConaughey por 'Dallas Buyers Club', la búsqueda de significados ocultos en cada fotograma... Todo eso propulsó 'True Detective' a un nivel de escrutinio que no se veía, probablemente, desde 'Perdidos', y los elogios encendidos del principio fueron seguidos por el inevitable "pues no es para tanto". Sin embargo, eso no ha disminuido el interés por su segunda temporada, que Canal+ Series estrena simultáneamente con HBO esta noche.

La nueva 'True Detective'

Dicha segunda temporada presenta una historia independiente y diferente de la de su primera entrega. Hasta su cabecera es distinta, cambiando 'Far from any road', de The Handsome Family, por 'Nevermind', de Leonard Cohen, y llevándonos de las zonas rurales de Louisiana a los entornos urbanos e industriales de California. También se cambian los cultos paganos y satánicos por la corrupción urbanística y política pura y dura, y pasamos de dos protagonistas a tres, aunque están todos tan tocados psicológicamente como Rust Cohle y Martin Hart.

'True Detective' pasa de los cultos paganos de los pantanos de Louisiana a la corrupción social y política de las ciudades de California

Esos tres protagonistas son un detective de la ciudad de Vinci (Colin Farrell), en la que la corrupción es la moneda de cambio habitual, una policía de la oficina del sheriff del condado (Rachel McAdams), de difícil personalidad marcada por su pasado familiar, y un agente estatal de carreteras (Taylor Kitsch) traumatizado aún por su paso por Irak. La alegría de la huerta, como se puede comprobar. En el otro extremo tenemos a un antiguo mafioso (Vince Vaughn) que quiere afianzar su posición como empresario legal (o más o menos legal) a partir de un proyecto ferroviario que pasará cerca de Vinci.

Los cuatro están buscando reinventarse aprovechando, como dice el propio Pizzolatto, que el Oeste americano ha sido siempre el lugar donde la gente iba a inventarse una nueva vida, pero no es tan fácil escapar del pasado. Las dos temporadas de 'True Detective' tienen en común tener en su centro a personas (hombres, sobre todo) torturadas, que siguen el viejo arquetipo del detective noir al que también se adscribe 'Bosch', por ejemplo, y también se fijan en los patios traseros de la sociedad estadounidense. Aquí nos movemos por las carreteras y las calles de California, pero no es Venice ni Beverly Hills lo que vemos de Los Ángeles.

Una temporada controvertida

Los tres episodios que la prensa pudo ver antes del estreno de la temporada apuntan a una historia lo suficientemente distinta de la primera temporada como para que hayan surgido las inevitables críticas de que la serie ha perdido la magia y la capacidad de fascinación de aquellos capítulos inaugurales. Por el contrario, los espectadores que encontraron los monólogos de Rust Cohle sobre la circularidad del tiempo insoportables, probablemente encuentren más accesible e interesante esta segunda temporada.

True Detective

'True Detective' se ha vuelto más convencional, más fácilmente reconocible para alguien que haya leído a Michael Connelly, a James Patterson o a James Ellroy, o que haya visto 'Chinatown', y ahí es cierto que pierde parte de lo que la destacó de la competencia a principios de 2014. Su visión del mundo sigue siendo cínica y oscura, con gente poderosa haciendo lo que le viene en gana y no deteniéndose ante nada para seguir aferrada al poder, y tres policías a los que se les presenta el dilema de plegarse a las instrucciones de sus superiores, o seguir sus propios instintos.

Visualmente, 'True Detective' también es más directamente un noir californiano actual, sin el toque gótico que aportaba Cary Joji Fukunaga detrás de las cámaras (esta temporada tiene varios directores diferentes). Sin embargo, puede ser una historia de redenciones, corruptelas, polis duros y, esperemos, héroes inesperados entretenida e interesante. Desde luego, sus cuatro protagonistas están bastante bien, y aunque Colin Farrell es quien se ha llevado más atención, pueden ser Vince Vaugh y, sobre todo, Rachel McAdams los que más salgan beneficiados de la experiencia.

Como decíamos, Canal+ Series emite los capítulos a las 3 de la madrugada del domingo al lunes, y los repite después los lunes a las 22:30.

En ¡Vaya Tele! | ¿Es necesario un estreno simultáneo de 'Juego de tronos' y 'True Detective'?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio