Publicidad

Adam Schlesinger, un compositor indispensable de cine y televisión cuya temprana pérdida ha dejado un enorme vacío
Otros

Adam Schlesinger, un compositor indispensable de cine y televisión cuya temprana pérdida ha dejado un enorme vacío

Publicidad

Publicidad

El pasado 1 de abril Adam Schlesinger moría a la temprana edad de 52 años. El compositor neoyorquino, líder de Fountains of Wayne entre otros proyectos, deja un legado de grandes himnos pop en su banda, pero también en todas las películas, series y proyectos donde estuvo involucrado. Pasados los meses resulta igual de doloroso pensar que no volveremos a escuchar más canciones suyas. Recordemos alguno de los grandes hits que nos brindó.

En busca de la canción perfecta

Fue 'The Wonders', gracias a la canción 'That Thing You Do', la que colocó a Adam Schlesinger en la primera línea de Hollywood. Corría el año 1996 y Tom Hanks debutaba en la dirección de cine con la película y Fountains of Wayne publicaban su homónimo primer trabajo. Esos dos espléndidos trabajos, disco y película, se presentaban al público casi el mismo día. El disco de la banda que formaba junto a Chris Collingwood, Brian Young y Jody Porter se publicaba el 1 de octubre de ese año. La película de Hanks, con el tema principal compuesto por Schlesinger nominado al Oscar, se estrenaba tres días después.

Schlesinger, fanático de los Beatles desde crío, no se limitó a copiar y pegar y creó un híbrido de los primeros éxitos de los de Liverpool junto a su amigo Mike Viola (voz). "Hay un poco de 'I Want to Hold Your Hand'", reconoció el autor entonces. Sus acordes recorrían las míticas composiciones de Lennon y McCartney, pero también mucho power pop garajero y aires surf. La canción estuvo nominada al Oscar y al Globo de Oro, pero en ambos casos la balanza cayó del lado del 'You Must Love Me' que cantaba Madonna en 'Evita'. Todo un bajón.

Adam Schlesinger

El brutal talento de Schlesinger fue apareciendo por distintos vehículos ideales para su música. 'Algo pasa con Mary' incluía un par de temas de su banda Ivy, otro de sus grandes proyectos pop. También se oiría en 'Yo, yo mismo e Irene' o 'Amor ciego', todas de los hermanos Farrelly.

Poco más tarde encontró otro vehículo ideal en el que presentar temazos. En esta ocasión, para la banda sonora de la irrepetible 'Josie y las melódicas', donde además de componer uno de los grandes temas del repertorio de las chicas tuvo a bien producir el magnífico álbum de su banda sonora. Las Pussycats nunca habían sonado tan bien. Tampoco lo han vuelto a hacer veinte años después. El universo Archie nunca había estado tan vivo como ahí.

Marc Lawrence puso un clásico de los Fountains of Wayne en su 'Amor con preaviso', pero es que la relación entre ambos venía de antes. “Conocí a Adam Schlesinger en 1999. Bueno, no exactamente a Adam, sino su música, a través de Fountains of Wayne. Había leído sobre la banda en una revista de música, compré su primer álbum, y fue amor a primera vista. Estaba escribiendo y produciendo 'Miss Agente Especial' en ese momento, y volví loco al elenco, al equipo, a las modelos y a todo el mundo con el álbum. Las melodías eran de calidad Beatle, llenas de ganchos y letras sobre perdedores, nerds y desvalidos de Nueva Jersey y Long Island. Era poesía suburbana. Y divertida. Era inteligente. Eran mi nueva banda favorita".

Así llegamos otra de las cumbres músico-cinematográficas del compositor. Las canciones que escribió para la simpática 'Tú la letra, yo la música', y la supervisión musical que ejecutó sobre las dotes vocales de Hugh Grant y una entonces debutante Haley Bennett dejaban claro que detrás de unos temas tan idiotas a priori había un artista que tal vez había vendido su alma al diablo en busca de la melodía perfecta. Una canción por la que We Are Scientists habría cambiado de peinado.

El temazo retro de aires glam era la parrilla de salida de una película irregular pero que nunca perdía su encanto. De hecho, tal vez la canción más redonda de la película sea 'Way Back into Love', la pieza dorada que los personajes persiguen sin descanso y que dejaba asomar unos tics recurrentes en las melodías de Schlesinger en su proyecto principal. Medios tiempos en constante movimiento alrededor de melodías diseñadas para habitar tu cabeza hasta el fin de los tiempos.

Solo alguien como Adam Schlesinger sería capaz, además, de devolver a la vida a The Monkees produciendo un disco tan espectacular como Good Time!, lleno de grandes canciones e ideas de otros superdotados colegas del líder de Fountains of Wayne que, al igual que él, vieron en la veterana banda el mejor rincón donde dejar una canción pop perfecta.

Tras algunas excelentes composiciones instrumentales, como las increíbles melodías de 'Damiselas en apuros', la obra "definitiva" del audiovisual para el músico probablemente sea 'Crazy Ex-Girlfriend', donde durante sus cuatro temporadas ejerció de productor y director musical de la serie que le dio un Emmy por esta canción.

Mucho me temo que nadie está capacitado para llenar el hueco que deja, Schlesinger. Para conmemorar su pérdida, un nutrido grupo de artistas que cruzaron su camino en algún momento rinden homenaje a los muchos proyectos musicales de los que formó parte a través de un disco tributo, 'Saving for a Custom Van'. La colección de 31 canciones presenta a colaboradores, compañeros de viaje y amigos que aportan su propio toque en canciones que abarcan toda su carrera.

Emmys

'Saving for a Custom Van', que toma su título de la letra del tema que abría el 'Utopia Parkway' de Fountains of Wayne, donará todas las ganancias al centro de ayuda COVID-19 de MusiCares, que se dedica a ayudar a la industria de la música y a los miembros de la comunidad afectados por la pandemia COVID-19. Descansa en paz, maestro.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios