Publicidad

"Es un desastre, me avergüenza estar asociado a ella". El creador del personaje critica con dureza 'Rambo: Last Blood'

"Es un desastre, me avergüenza estar asociado a ella". El creador del personaje critica con dureza 'Rambo: Last Blood'
18 comentarios

Publicidad

Publicidad

'Rambo: Last Blood' llegará a los cines españoles el próximo viernes 27 de septiembre, pero en Estados Unidos ya tienen la oportunidad de ver la quinta aventura protagonizada por Sylvester Stallone. Entre ellos destaca David Morrell, creador del personaje en la novela que sirvió como base para la primera entrega, quien ha odiado la película.

A veces se usa la palabra odiar demasiado a la ligera, pero Morrell no ha podido ser más rotundo en el disgusto que tuvo tras ir a verla. Además de secundar las duras críticas que está recibiendo, también comentó a través de su cuenta de twitter que "la película es un desastre. Me avergüenza que mi nombre esté asociado a ella".

Posteriormente amplió su opinión a Newsweek, atacando con aún mayor dureza la cinta dirigida por Adrian Grunberg:

Me sentí degradado y deshumanizado después de abandonar la sala. En lugar de ser conmovedora, la película carece de alma. Sentí que era menos ser humano mientras la veía y eso es un mensaje muy desafortunado hoy en día. La película es típica ultraviolencia de los años 70 propia de las películas grindhouse, a las cuales 'Rambo: Last Blood' se parece. Los sets lucían baratos y la dirección era rara. 
Además, Rambo podría llamarse John Smith y la película no cambiaría. Asume que el público conoce la historia de Rambo, mientras que cualquiera por debajo de los 40 se preguntará qué diablos está pasando en esos túneles

Por mi parte, ya tuve la ocasión de verla y no me queda otra que darle la razón a Morrell en la mayoría de sus problemas con la película. De hecho, la mayor parte de la misma me hacía pensar más en un relato tipo 'Venganza' que en una nueva aventura de este traumatizado veterano de guerra.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir