Compartir
Publicidad

Takashi Miike en siete películas

Takashi Miike en siete películas
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

He aquí uno de los directores actuales que más me interesan. Uno de mis favoritos; uno de esos autores que marcan un antes y un después en la memoria del espectador. Takashi Miike era un desconocido en nuestro país hasta que llegó 'Audition'. 'Llamada Perdida', más comercial, más simple, igualmente efectiva, volvió a hacer sonar el nombre de Miike entre el público. Ahora, gracias a Quentin Tarantino, el director japonés vuelve a hacer ruido con su 'Sukiyaki Western: Django', presentada en Sitges pero aún sin fecha de estreno en nuestro país.

Muchos calificativos acompañan a Miike. Los más usados: prolífico, transgresor, radical, violento, polémico, ecléctico. Desde luego, se los merece. Yo añadiría uno que no suelo ver: cómico. De hecho, fue esta faceta suya la que me atrapó. Tiene un sentido del humor de lo más particular, sucio, ácido, realista, absurdo, "insano" (o enfermo, si se quiere). Personalmente, encuentro refrescante esa actitud suya de salirse de la norma. Es por lo que he seguido fielmente la trayectoria de Miike, a pesar de obras horrorosas como 'Andromedia', 'Izo' o 'Big Bang Love Juvenile A'. Perdonables, al fin y al cabo, el riesgo es de agradecer. Destacar también que al japonés le encanta jugar con el espectador, especialmente con esos finales imposibles donde el director reta, divertido, a buscar sentido a algo que, directamente, no lo tiene. Si buscáis, encontraréis infinitas interpretaciones de los desenlaces de 'Ichi the Killer' o la mencionada 'Llamada Perdida'.

Sin embargo, la violencia parece serlo todo hoy día. Y es por el modo de mostrar la violencia y por cómo escandaliza a la audiencia mayoritaria por lo que Miike se ha hecho popular. Por ese final de 'Audition', por la brutalidad de 'Imprint', que fue censurado en ese país tan poderoso y tan hipócrita como Estados Unidos. Es normal. Es lo que más llama la atención. Yo aconsejo a los que sólo se quedan con esta visión que vean títulos como 'The Bird People in China' o 'The Great Yokai War'. A Miike no se lo puede encasillar. Hace lo que le da la gana y se divierte jugando con todo; y se nota.

Afortunadamente, el público español tiene fácil acceso al cine de Miike, al menos a una parte. Se han editado un buen puñado de sus películas en DVD (incluyendo también la delirante serie 'MPD Psycho') y cada año tenemos el festival de Sitges, donde siempre se proyectan una o varias películas del realizador. Con intención de ayudar al que quiere sumergirse en su obra, aquí os dejo con una lista de títulos. Son las siete películas que considero imprescindibles de la filmografía de Takashi Miike.

  • 'Fudoh. The New Generation' (1996)
Fudoh

En más de un sitio (la famosa wikipedia, por ejemplo) se dice que Miike es el Tarantino asiático. Dejando a un lado lo absurdo que resulta catalogar de "tarantiniano" a cualquier director que, entre otras cosas, acuda a la violencia gratuita y a tipos trajeados que se disparan entre sí, me llama la atención que se dé la vuelta de esta forma a la realidad. Miike no es "un tarantino asiático"; es Tarantino quien ha recurrido a Miike, igual que ha recurrido a Sergio Leone o a Ringo Lam. Una prueba de ello es esta 'Fudoh' y esas colegialas tan peligrosas. A partir de uno de los temas favoritos del director, el honor de los yakuza, nace y se desarrolla una película bizarra donde las haya, puro Miike a 24 fotogramas por segundo, muy divertida, una de las que se quedan en la memoria. Momento para el recuerdo: Me quedo con la secuencia del club en la que una chica vestida de colegiala hace un uso sorprendente de... sus partes íntimas.

  • 'Audition' (1999)
Audition

Ya la recomendé en aquel post para iniciarse en el cine asiático. Personalmente, es mi favorita de Miike. Quizá le tengo especial cariño porque fue la primera suya que vi, quizá adore ese toque fantástico, de pesadilla, que la aleja del típico y simple género de terror, quizá me atrapa ese personaje femenino tan misterioso, de mirada delicada y risa cruel... En cualquier caso, una película fascinante que merece ser vista, masticada, sufrida y reflexionada; al menos una vez. Momento para el recuerdo: A nadie que vea esta película se le va a olvidar eso de "kiri kiri kiri". La mezcla de sueño-realidad da un último giro, la realidad se transforma en pesadilla (o viceversa, según como quieras verlo), y el protagonista recibe un castigo extremadamente doloroso.

  • 'Dead or Alive' (1999)
Dead or Alive

Primera parte de una trilogía que enfrenta a Sho Aikawa y Riki Takeuchi, dos habituales de este director, para mí dos razones para ver cualquier película. El arranque de 'Dead or Alive' es inolvidable, un escandaloso chute de ruido, flashes y violencia que nos adentra de forma inmejorable en el universo Miike. Como digo, la película tuvo dos secuelas, una muy sobria, nostálgica, y otra de ciencia ficción, sencillamente disparatada. La primera película es básicamente "una de yakuzas", con la típica lucha de bandas y la policía en medio. Eso sí, el ritmo es lento y puede aburrir al espectador occidental, tenedlo en cuenta. Momento para el recuerdo: El principio es demoledor pero, yo me quedo con el final. Uno de los desenlaces más divertidos e increíbles que he visto, sólo superado por el que da cierre a la trilogía 'DOA', de lo más demencial de Miike.

  • 'Ichi the Killer' (2001)
Ichi the Killer

Al parecer, la favorita de la mayoría de los Miike-adictos. Yo la encuentro algo decepcionante, al centrarse demasiado en el personaje de Ichi y dejar un poco de lado al mucho más fascinante rol que interpreta un memorable Tadanobu Asano. Otra de yakuzas, otra de violencia extrema, otra de múltiples toques sexuales, pero estamos hablando de Miike y la mezcla no es para nada tópica. Interesante, impactante, extrañamente divertida y con algunas escenas que no olvidarás nunca. Momento para el recuerdo: El final es de los que el juguetón de Miike te obliga a recomponer toda la película mental e inútilmente, en busca de alguna clave, pero creo que la imagen que se nos queda a todos es la del personaje de Asano disfrutando sádicamente con una brutal tortura que será el comienzo de su final.

  • 'Visitor Q' (2001)
Visitor Q

Vaya por delante una cosa: no recomiendo ver esta película. Pero al margen de mi particularísimo punto de vista, creo que éste es un título fundamental en el filmografía de Miike, al menos, así es como se le trata comúnmente. Todo interesado en Miike debe ver/sufrir esta película. En pocas palabras, es una película terriblemente desagradable. Violenta y repugnante. Y todo gratuito. Sí, claro, hay una intención; Miike no presenta este circo asqueroso delante de nuestras retinas porque se ha levantado especialmente juguetón. Como es costumbre, a este realizador le encanta mostrar el lado más oscuro y sórdido del ser humano (o quizá sólo el ser humano japonés) y la película es la mejor prueba de ello. Sin embargo, hay una acumulación exagerada y sin sentido de situaciones altamente desagradables. Igualmente, y como más de uno me habrá leído a menudo, no es necesario ser tan vulgar mostrando determinados actos violentos. Pero bueno... es Miike. Momento para el recuerdo: Particularmente, me quedo con la escena de necrofilia y el posterior intento de... "desvinculación".

  • 'Gozu' (2003)
Gozu

Una de las películas más extrañas, fascinantes y difíciles de Miike. Particularmente, me encanta, pero entiendo cuando alguien dice que le resulta infumable. Me pasó eso mismo con otras (las tres que mencioné arriba, por ejemplo). ¿Qué encuentro en 'Gozu'? Aparte de un comienzo de reírse y no parar, de la corta pero grandiosa presencia de Aikawa, de un final absolutamente impactante (en serio, antológico, pero no quiero decir nada, no vaya a estropear la sorpresa), encuentro una síntesis de muchas de las cuestiones que Miike aborda en sus películas. El honor y lo ridículo de los yakuza, el sexo y sus perversiones, la violencia sin sentido, lo absurdo de los comportamientos y razonamientos humanos, etc. Momento para el recuerdo: Al igual que en 'DOA', nos podemos quedar con el principio o con el final; yo prefiero en esta ocasión el arranque, uno de los más desternillantes que he visto nunca. Delirante, 100% Miike.

  • 'Zebraman' (2004)
zebraman comiendo.jpg

De nuevo el dúo Miike-Aikawa haciendo de las suyas, en esta ocasión en una comedia sobre un "superhéroe" que debe salvar el mundo. En realidad, la película se apoya en el mundo del género Tokusatsu (Ultraman, Power Rangers) para contar una pequeña historia sobre un patético ser humano que aspira a ser mucho más de lo que es; igualmente, Miike habla de nuevo de la familia japonesa y los valores de ésta. El film es muy divertido, y aunque se hace un poco pesada hacia el final, se le perdona pronto cuando Aikawa vuelve a la carga vestido de cebra. Momento para el recuerdo: Toda la secuencia de presentación del traje, del eslogan, de las tácticas de combate y la primera misión (bajar a por un refresco). Impagable.

Aquí termino mi lista personal, espero que resulte útil. Sé que me dejo títulos con momentos imborrables, como 'La Felicidad de los Katakuris' (remake a lo Miike de 'A Quiet Family') o 'The City of the Lost Souls' (la pelea de gallos), o una película tan completa y seria como 'Agitator', pero ya sabéis, no puedo/debo incluirlas todas; se trata de seleccionar. Ahí tenéis los comentarios, podéis usarlos para recomendar otras. Aparte de las siete señaladas, ¿qué película de Miike crees que debería ser vista?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos