Compartir
Publicidad

Las mejores películas de James Bond

Las mejores películas de James Bond
59 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy 5 de octubre es un día de celebración para los amantes de las películas de James Bond, ya que se cumplen 50 años desde el estreno de ‘Agente 007 contra el Dr. No‘ (Dr. No, Terence Young, 1962), primera adaptación cinematográfica del célebre personaje creado por Ian Fleming. A lo largo de hoy escucharéis hablar mucho sobre el agente británico con licencia para matar, pues es una ocasión ideal para promocionar el inminente estreno de ‘Skyfall‘ (Sam Mendes, 2012). Por ahora, ya podemos escuchar íntegro el tema principal de la película, obra de Adele, y un nuevo videoblog de ‘Skyfall‘ por el ya mencionado 50 aniversario. Por mi parte, yo he querido aportar mi granito de arena comentándoos cuáles considero que son las cinco mejores de James Bond. Vamos allá.

‘El Hombre de la Pistola de Oro’

Imagen de la película

Tenía muchas dudas sobre qué película iba a ser mi última elección, ya que soy de los pocos que tiene cierta debilidad por ‘Muere Otro Día‘ (Die Another Day, Lee Tamahori, 2002) y su absurdo concepto del entretenimiento o la simpatía de la despedida oficial de Sean Connery en ‘Diamantes para la Eternidad‘ (Diamonds are Forever, Huy Hamilton, 1971), pero ‘El Hombre de la Pistola de Oro‘ (The Man With The Golden Gun, Guy Hamilton, 1974) no es sólo la única película que me gusta con Roger Moore como el agente 007, sino que posiblemente cuente con mi villano favorito de toda la franquicia. Y es que Christopher Lee lo borda como Scaramanga, un sofisticado asesino a sueldo que se pone como próximo objetivo acabar con la vida de Bond. Es él quien consigue levantar una película con un guión que introduce no pocos elementos de dudosa verosimilitud, pero el poderío de Lee como Scaramanga eleva a ‘El Hombre de la Pistola de Oro’ por encima del resto de aportaciones de Roger Moore a la franquicia.

‘Goldeneye’

Imagen de la película

Las aventuras de 007 parecían heridas de muerte tras el estreno de ‘Licencia Para Matar‘ (Licence to Kill, John Glen, 1989), segunda (y última) vez que Timothy Dalton interpretó al más famoso espía británico, pero todo eso cambió tras el estreno de ‘Goldeneye‘ (Martin Campbell, 1995) y sus aires modernizadores. Eso es algo que ya se nota en los títulos de créditos iniciales, done se produce quizá el mayor cambio respecto a la anterior película de la saga, pero también es la prueba de que Pierce Brosnan es un Bond de categoría, una gran y atípica chica Bond (me refiero a una letal Famke Janssen que con el paso de los años ha acabado reconvertida en esposa incapaz de Liam Neeson), un villano interesante y Tina Turner nos ofrece la que seguramente sea la mejor canción de toda la saga. Además, se nota la mano de Martin Campbell para que ‘Goldeneye’ no se convierta en un despropósito por sus ansias de ser un entretenimiento trepidante, algo que consiguen con un tono más relajado de lo que algunos desearían.

‘Casino Royale’

Imagen de la película

La marcha de Pierce Brosnan fue visto por muchos como una tragedia, por lo que los productores de la franquicia decidieron buscar con calma a su sustituto. Es bastante obvio que su aparición en ‘Layer Cake‘ (Matthew Vaughn, 2004) fue decisiva para que Daniel Craig fuera contratado para dar vida al nuevo James Bond, llegando al punto de que yo creo que su mejor película como Bond pese a no serlo oficialmente. Sin embargo, sus aires de cambio a la saga fueron muy de agradecer, ya que Bond se convirtió en alguien más realista, humano y oscuro, algo que Martin Campbell supo retratar con mucho acierto en su segunda incursión en la saga. No obstante, el villano de la función es demasiado de chichinabo como para que ‘Casino Royale’ (2006) vaya más allá de ser una buena reinvención dentro de la fórmula habitual de las películas Bond.

‘Desde Rusia con Amor’

Imagen de

Desde Rusia con Amor‘ (From Russia with Love, Terence Young, 1963) siempre ha gozado de mucho reconocimiento entre los fans de James Bond, pero he de reconocer que no me gustó cuando la vi siendo adolescente. No obstante, he vuelto a verla recientemente y ahora me gustaría viajar al pasado a darle una colleja a mi yo del pasado, y es que estamos ante una clara evolución respecto a ‘Agente 007 contra el Dr. No’. Tendría que escribir una crítica para explicarlo convenientemente, pero digamos que es un gran acierto presentar a los villanos al comienzo, que la historia tiene una progresión mejor desarrollada y más seria y adulta, juega mejor la baza de la espectacularidad, cuenta con un mejor reparto (y un Sean Connery más asentado como protagonista) y, en general, transmite la sensación de que los creadores tenían las ideas mucho más claras respecto a lo que querían contar. De hecho, no deja de ser una producción introductoria de lo que está por venir con la rivalidad entre Bond y Blofeld, pero sin caer errores de parvulario como sucedía en la reciente ‘El Legado de Bourne‘ (The Bourne Legacy, Tony Gilroy, 2012).

‘James Bond contra Goldfinger’

Imagen de la película

James Bond contra Goldfinger‘ (Goldfinger, Guy Hamilton, 1964) no es sólo la mejor aventura protagonizada por el agente 007, ya que también es una película notable que aún funciona perfectamente en la actualidad como un gran y espectacular entretenimiento. Y es que no se me ocurre nada que no funcione como un perfecto mecanismo de relojería: Sean Connery en su salsa, un gran villano que encima cuenta con un secuaz mítico, varias escenas antológicas (la más recordada seguramente sea la que he elegido para ilustrar la película), un guión consistente que encima tiene como base un plan suficientemente ingenioso para que no haya quedado desgastado con el paso de los años y un gran tema musical. Me encantaba como adolescente y sigue haciéndolo a día de hoy por mucho que mis gustos hayan ido cambiando.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos