"No está libre de culpa pero tampoco es un psicópata". El final de temporada de 'La casa del dragón' explicado por su showrunner

"No está libre de culpa pero tampoco es un psicópata". El final de temporada de 'La casa del dragón' explicado por su showrunner
12 comentarios

El final de temporada de 'La casa del dragón' ha sido impresionante y ha dejado claro que la guerra entre los Targaryen es inevitable. Es verdad que hubo movimientos para ver si era posible solucionarlo todo de forma pacífica, pero los últimos minutos de 'La reina negra' han dejado claro que ya no hay marcha atrás.

Cuidado con los spoilers a partir de aquí.

Está claro que la muerte de Lucerys lo ha cambiado todo para siempre, pero también que el objetivo de Aemond no era que todo acabase de esa forma. Ryan Condal, showrunner de 'La casa del dragón', ha explicado así todo lo referente a esa trágica secuencia, en una entrevista concedida a The Hollywood Reporter:

Definitivamente, Aemond no está libre de culpa en lo que le ocurrió a Luke. Pero Aemond también fue un niño que sufrió acoso y fue objeto de burla durante parte de su vida por no tener un dragón. Ahora lo tiene, y monta el mayor dragón del mundo. Creo que mostrar a su rival que no se dejará intimidar o que jueguen con él es probablemente más importante que intentar convertirse en un asesino de parientes - eso sería muy poco calculado y estúpido por parte de Aemond al principio, cuando las piezas se están moviendo por el tablero y se están fijando las lealtades y averiguando quién va a hacer un pacto matrimonial para garantizar el ejército de quién... que Aemond lanzara las armas nucleares nada más empezar y se lanzara a una guerra de dragones total sería muy insensato, pero eso es exactamente lo que acaba haciendo porque las cosas se le van de las manos y del control. Es una escena compleja. Aemond no está libre de culpa, pero tampoco es un psicópata sin una línea lógica de pensamiento.

Por qué Rhaenyra se resistía a lo inevitable

Obviamente, la muerte de Lucerys no ha sentado nada bien a Rhaenyra, quien hasta entonces parecía estar haciendo todo lo posible por resistirse a la guerra. Los instantes finales del episodio dejan claro que el pacifismo ha quedado atrás y que ha llegado la hora de la venganza, pero Condal aclara así por qué Rhaenyra decidió intentar primero una solución más diplomática:

Rhaenyra se centra en el hecho de que se ve a sí misma como la única capaz de gobernar sin avivar la guerra y mantener el reino unido. Es lo que su padre la educó toda su vida para que supiera y persiguiera como soberana. Y ella no cree que Aegon sea capaz de eso. Y en un nivel más personal, este es su derecho de nacimiento que su padre le dio. Eso es lo que se ve en su lucha a lo largo del final. Ella no se da vuelta inmediatamente y dice, "¿Sabes qué? Me voy a la guerra". Porque su padre le encomendó mantener el reino unido en paz. Pero al mismo tiempo, esto que mi padre me dio, mi derecho de nacimiento, fue robado. Entonces, ¿qué debo hacer? ¿Cómo puedo servir a ambos fines? La respuesta es un poco paradójica. Y Daemon está frustrado con ella porque no quiere ir inmediatamente a la guerra. Ella cree que puede reunir suficiente apoyo de los otros reinos para hacerlos rendir sin lanzar bombas nucleares.
La Casa Del Dragon Temporada Dos

Ahora habrá que esperar hasta la segunda temporada para ver cómo evoluciona todo, pero una cosa está clara, Lucerys no va a ser la única víctima mortal de todo esto.

Temas
Inicio