Publicidad

'Días de navidad': la miniserie española de Netflix mejora según avanza apoyándose en un estupendo grupo de actrices
Críticas

'Días de navidad': la miniserie española de Netflix mejora según avanza apoyándose en un estupendo grupo de actrices

Publicidad

Publicidad

Ya se cuenta en días el tiempo que queda para que lleguen las navidades, una época del año marcada por los excesos alimentarios y el reencuentro con la familia. Habrá casos en los que la relación con ellos sea tan buena que no deja de ser una maravillosa celebración, pero en otros casos será un tiempo peculiar con gente en la que en condiciones normales nunca coincidiríamos porque nuestro crecimiento como personas nos ha llevado en otra dirección.

Algo así viene a suceder en ‘Días de Navidad’, la primera miniserie española de Netflix que este 6 de diciembre llega a su catálogo. Creada, co-escrita y dirigida por Pau Freixas, ‘Días de navidad’ se centra en cuatro hermanas en momentos muy diferentes de su vida -empezamos en su infancia y acabamos con ellas ya ancianas en apenas tres capítulos- y cómo tanto la relación entre ellas y con el resto de miembros de la familia está marcada por los secretos, las mentiras y el rencor.

De lo idílico a lo criminal

Fotograma Dias De Navidad

El inicio del primer episodio de ‘Días de Navidad’ es lo más cerca que está la miniserie de una visión idílica de estas fechas, pero una casualidad lleva a que una niña buscada por las autoridades acabe en la casa de una familia que está celebrando esta festividad. Esto no tardará en sacar a relucir las diferencias entre ellas y en derivar en un secreto que se verán obligadas a mantener durante el resto de sus vidas.

Desde el primer momento uno tiene claro que el reparto es el gran atractivo de ‘Días de Navidad’ y quizá por ello el episodio inicial sea el menos interesante de todos. En él se juega con el contexto histórico de forma un tanto obvia -Antonio Dechent cumple con solvencia, pero su personaje resulta demasiado arquetípico-, dando la sensación de que en este capítulo es mas importante sentar las bases de lo que vendrá después que permitir respirar realmente a los personajes.

De hecho, Freixas parece buscar una continuidad muy marcada, queriendo conseguir que las diferentes intérpretes vayan mostrando rasgos asociados a las actrices que se meterán en la piel de esos personajes en el episodio final. Eso probablemente sea demasiado pedir para las jóvenes actrices Carla Tous, Berta Castañé, Mariona Pagés y Mar Ayala, afectando a la credibilidad de su aportación a ‘Días de Navidad’ en algunas escenas. Al menos para mí hubo algún momento en el que dejaban de transmitir esa naturalidad esencial para creernos lo que sucede.

Un gran paso adelante en el segundo episodio

Escena Dias Navidad

Por suerte, todas las pegas que pudiera haber en su primer episodio se diluyen hasta perder importancia en los dos siguientes, ya que Freixas consigue que todo vaya yendo a más sin por ello sacrificar lo que habían ido funcionando previamente. Por ejemplo, el segundo recoge muy bien el trabajo de ambientación del primero, pero al no ser necesario incidir ni en los elementos de la casa familiar ni en la recreación de esa época del año se consigue dar más espacio a las actrices para adueñarse de forma definitiva del relato.

Aquí las niñas ya han crecido y tienen ahora los rostros de Nerea Barros, Elena Anaya, Anna Moliner y Verónica Echegui, pero es que sus personalidades también se han definido mucho más, lo que permite un dibujo más complejo de las relaciones entre ellas y con el resto de personajes. Y es que el segundo episodio es el más largo de todos -la duración se dispara por encima de la hora de metraje-, pero hace falta para contar su historia de forma fluida y ordenada.

Y es que a Freixas no le interesa únicamente contarnos las diferencias entre ellas, por lo que aquí es también cuando surgen las grandes revelaciones, esas que marcan para siempre a una familia. Esto podría haber quedado relegado a las categorías de golpes de efecto mas o menos sorprendentes, pero aquí consiguen aportar al fondo emocional del relato, algo que no terminaba de funcionar en el primer episodio y que el segundo resuelve de forma notable.

Un gran cierre

Imagen Dias De Navidad

Sin embargo, Freixas reserva lo mejor para el final, siendo entonces cuando queda claro que había ido moldeando a las cuatro hermanas hasta llegar a la versión en la que cuentan con los rostros de Ángela Molina, Charo López, Verónica Forqué y Victoria Abril. Uno realmente siente que se cierra el círculo con lo que vemos entonces. Es verdad que algunos personajes parecen estar ahí solamente porque hacen falta -la gran excepción sería una estupenda Susi Sánchez-, pero eso no impide que la miniserie toque techo cuando realmente lo necesita.

A ello sin duda ayuda bastante contar con actrices con tanto talento en personajes que parecen creados para que brillen no voy a decir como nunca, pero sí como pocas veces lo han hecho. Además, Freixas también lo ata todo en lo argumental y su preciso trabajo de puesta en escena permite que todo encaje en su lugar con naturalidad.

En resumidas cuentas

‘Días de navidad’ va de menos a más, pero lo hace manteniendo las virtudes del episodio anterior y llevándolo todo un poco más allá de forma lógica. De esta forma su crecimiento se siente como algo bien planificado que confía mucho en su potente reparto femenino, pero no por ello deja de alcanzar ese impacto emocional que va construyendo poco a poco sin por ello renunciar a las grandes revelaciones.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios