Compartir
Publicidad
De ‘Thelma y Louise’ a ‘Aniquilación’: cuando las mujeres lideran la acción en el cine
Otros

De ‘Thelma y Louise’ a ‘Aniquilación’: cuando las mujeres lideran la acción en el cine

Publicidad
Publicidad

El estreno de 'Aniquilación' nos ha ofrecido una imagen que, pese a que no debería ser nada extraña ya a estas alturas, llama la atención por su relativa extravagancia: se organiza una expedición de tintes científicos para investigar un fenómeno inexplicable y el equipo está compuesto íntegramente por mujeres. Sin embargo, es esa ausencia de hombres lo que genera una serie de situaciones y relaciones levemente distintas a las que se darían en un equipo no ya íntegramente masculino, sino directamente mixto.

Hace unas semanas hablábamos a propósito de la por otra parte estupenda 'El ritual' de la pequeña oportunidad desperdiciada de introducir un elemento femenino en un reparto que, precisamente por mostrarnos a un grupo íntegramente masculino abriéndose paso en una situación de peligro, tira a veces de los comportamientos por defecto y las relaciones tópicas. Sin embargo, cuando las protagonistas son ellas, las dinámicas tienen que replantearse para, como mínimo, situar al espectador en una aventura que, por mucho que su planteamiento se haya visto mil veces, hay que volver a contar de forma distinta.

Para celebrar y recordar esta diferencia y reivindicar los aún extraños repartos íntegramente femeninos en el cine de acción y aventuras, traenos unas cuantas películas en las que todo el peso de la acción cae sobre equipos de tres o más mujeres. Es tan sencillo como revisar por encima sus argumentos y características: a la vista queda que la sensación de estar ante películas distintas, originales y protestonas es refrescante. Hoy ellas están al mando de la acción.

'Las mujeres caníbales de la Selva del Aguacate' (1989)

Antes de empezar, una rareza: 'Las mujeres caníbales de la Selva del Aguacate', pese a su apariencia de explotación del cine de aventuras en la selva, las canibaladas italianas y el toque picantón que por la época no podía faltar en el cine de la Empire de Charles Band -aquí ya en sus estertores de muerte-, es una comedia muy, muy curiosa. Está escrita y dirigida por un debutante JF Lawton, que poco tiempo después arrasaría con el guión de 'Pretty Woman'.

El caso es que esta historia de una expedición de mujeres que se adentran en la peligrosa Selva del Aguacate para rescatar a una antropóloga desaparecida unos años antes es trepidante y genuínamente divertida. Sus medios de serie Z no quitan para que exhiba unos chistes que oscilan entre la sátira de las teorías feministas (y del mendruguismo machista) y el absurdo puro, con unos diálogos entre Shannon Tweed y Bill Maher deliciosos. De acuerdo, el grupo que se adentra en la jungla solo cuenta con un par de mujeres, pero sus chistes sobre la guerra de sexos y lo inesperadamente chispeante de su propuesta nos dan la excusa para traerla hasta aquí.

'Thelma y Louise' (1991)

Venga, otra trampa: también en 'Thelma y Louise' solo tenemos dos mujeres. Pero el carácter fundacional de su aventura, dirigida por Ridley Scott, es importantísimo. Cuesta creer que hace solo un par de décadas una película como 'Thelma y Louise' fuera revolucionaria, y también cuesta creer que, pese al éxito y al prestigio que cosechó, la película no pusiera patas arriba Hollywood y generara un montón de imitaciones.

Pero no: 'Thelma y Louise' sigue ahí, única y atrevida, con su historia de dos amigas que deciden pasar de los hombres y de la sociedad triste y gris que estos han creado, y llevar su emancipación hasta sus últimas consecuencias. Y ahora se le notan más que nunca sus problemas, su sentimentalismo y sus detalles que no han envejecido del todo bien, pero sigue siendo una auténtica y brillante oda a un feminismo pop y comercial que debería seguir activo, por divertido y por necesario.

'Cuatro mujeres y un destino' (1994)

El ramplón título español para 'Bad Girls' deja clara la intención de la película, que no es continuar la estela de la reciente 'Thelma y Louise', sino subirse al lucrativo carro del revival del western de finales de los ochenta y principios de los noventa. Aquí, cuatro prostitutas (Madeleine Stowe, Mary Stuart Masterson, Drew Barrymore y Andie MacDowell, ciertamente lo más granado del Hollywood femenino de entonces) huyen de la justicia tras matar a un hombre.

Fría y excesivamente formulaica, la película no logra sacar absolutamente ningún partido de una idea tan potente y -sobre el papel- atractiva como la de las mujeres independientes tomando al asalto un género de hombres. Sin embargo, el exceso de atención a que todo sea pulcro, obediente y convencional tira por tierra sus intenciones, que claramente no tenían nada de reivindicativo.

'Libertarias' (1996)

Aunque el papel de las mujeres revolucionarias en la Guerra Civil española ha sido glosada en distintas ocasiones (en algunos casos, tan recientemente como en 'Las 13 rosas', de Emilio Martínez-Lázaro, en 2007), 'Libertarias' sigue siendo la producción más representativa de todas las que hablan de las mujeres armadas de la década de los treinta. Vicente Aranda cuenta aquí cómo un grupo de mujeres de muy variada procedencia, interpretadas por Ana Belén, Ariadna Gil y Victoria Abril entre otras, se unen en un frente común.

Sin duda, lo más significativo hoy de la película de Aranda es su sencilla y directa exposición de cómo de la unión de esas mujeres para sobrevivir a una guerra de hombres brota un feminismo politizado y necesario con el que salir adelante, apoyándose unas en otras. Pese a la morosidad narrativa de Aranda y los tics del cine español de la época, una producción tremendamente recuperable.

'Los Ángeles de Charlie' (2000)

Una interesante parodia de la entonces muy reciente primera 'Mission: Impossible', sustituyendo al equipo de espías por un trío de mujeres y usando como excusa el revival de la mítica serie de televisión. Producida por Cameron Díaz y Drew Barrymore (acompañadas en el reparto por una Lucy Liu entonces en la cúspide de su popularidad), la película es una excusa para que las chicas se paseen con modelitos provocativos y disfraces chanantes... pero no solo eso.

La salsera dirección de McG proporciona unas dosis de extravagancia impagables y unas secuencias de acción muy, muy competentes, muy post-'Matrix' y muy imitadas en su momento. Con mucho ojo para los secundarios (dan la réplica a las espías nada menos que Bill Murray y un Crispin Glover perturbador) y con un colorido explosivo y autoconsciente, 'Los ángeles de Charlie' ha quedado finalmente como una tremenda rareza aislada, a la que no pudo emular ni siquiera su propia secuela.

'Death Proof' (2007)

La mejor película de Quentin Tarantino es también una de las más incomprendidas, y puede que el desafiante protagonismo femenino, que va haciendo trizas a todos y cada uno de los estereotipos de dominación masculina que se encuentran (del agresor patológico al baboso de bar, pasando por el donjuán barato), tenga algo que ver. Tarantino se las arregla para que la segunda mitad de la película, en la que un grupo de especialistas de cine (mujeres) vengan la muerte de otras chicas que no conocen (es decir, que vengan a la mujer como género), funcione como una auténtica catarsis.

Y entre medias, todos los tics de un Tarantino inspiradísimo, que no renuncia ni al erotismo ni al humor ni a los homenajes al mejor cine del mundo. Ese cine que no tiene ninguna vergüenza en acabar con un plano congelado de una cabeza de hombre aplastada mientras una chica brama que "Vas a ver la razón por la que / Cuando te escupan a la cara / Te van a estar escupiendo a la cara"

'Sucker Punch' (2011)

Una de las mejores películas de Zack Snyder, y desde luego la más delirante y afectada. Es imposible determinar si es una fantasía erótica para tíos atrozmente objetificadora o un potente manifiesto emancipador, así que cada cual que se quede con el mensaje que quiera, que nosotros nos quedamos con su variopinto y superheroico grupo de pin-ups bajando a infiernos cada vez más duros.

Una auténtica verbena de ultraviolencia y homenajes a la cultura pop más variopinta (de 'Alicia en el País de las maravillas' al giallo) que aprovecha la apostura guerrera de sus heroínas para marear al espectador con unas cuantas secuencias de ametralladoras de dibujos animados, samuráis gigantes y versiones de 'Love is the drug'. Sin problemas con nada de todo eso.

'Las sufragistas' (2015)

Una película más que pertinente y necesaria en estos tiempos, y que aunque sea desde el punto de vista frívolo ya merece atención, gracias a la potentísima imagen que evoca un montón de mujeres reclamando sus derechos a voces y tirando piedras a escaparates. Por desgracia, la película divaga en cuestiones dramáticas que hacen un flaco favor a la historia de violencia y reivindicación que debería haber sido el núcleo de la película.

Con todo, Meryl Streep, Helena Bonham Carter y especialmente Carey Mulligan están estupendas en sus respectivos papeles, aunque el hecho de que el guión de Abi Morgan y la dirección de Sarah Gavron para 'Las sufragistas' transcurran por caminos tan manidos hace poco para que el espectáculo sea memorable. Aún está por contar una historia genuinamente aguerrida, dura e inspiradora sobre las sufragistas.

'Orgullo + Prejuicio + Zombis' (2016)

Una absolutamente olvidable epopeya humorística zombi que llegó tarde a la masificación del fenómeno de los muertos vivientes, años después de 'Zombieland' o el arranque de 'The Walking Dead', y por supuesto, del momento álgido de popularidad del libro de culto que adapta, y que introduce muertos en el contexto de una novela de Jane Austen, en un chiste posmoderno en buena parte agotado desde su propia enunciación. La película falla porque, perdido el gag metaliterario que poseía la versión escrita, no sabe decidirse por un tono, mezclando acción, comedia y romanticismo.

Sin embargo, para lo que nos interesa sí que tiene algún aspecto a destacar. Jane Austen ironizó como pocas autoras (porque lo conocía de primera mano) acerca de las convenciones sociales de su época y el papel sumiso que se esperaba de las mujeres, y la banda de aniquiladoras de zombis que propone 'Orgullo + Prejuicio + Zombis' es una interesante subversión del tópico a la vez que una historia alternativa que no es muy descabellado pensar que habría complacido a la propia Austen. No es mucho, desde luego, pero la combinación de damas en el hogar y en el campo de batalla tiene un toque corrosivo muy interesante.

'Cazafantasmas' (2016)

La auténtica aventura de este grupo de mujeres (Kristen Wiig, Melissa McCarthy, Kate McKinnon y Leslie Jones) no fue tan grande dentro de la ficción (montar un grupo de investigación y captura de fenómenos paranormales autofinanciado, quién no lo ha hecho en un rato tonto) como fuera de ella, donde tuvieron que plantar cara a un enemigo ciertamente mucho más aterrador: miles de asnos de Internet decididos a que sus infancias no fueran violadas por un grupo de mujeres (sic).

La película resultante de este reboot feminizado no estaba nada mal, de nuevo gracias a una química entre las protagonistas a la que se había extirpado toda la testosterona o la necesidad de romances fáciles. Sirvió para confirmar el monumental talento de Kate McKinnon pero, sobre todo, para dejar claro que el fandom tóxico es el gran enemigo al que tienen que batir las superproduciones de cine fantástico del nuevo siglo.

En Espinof | 17 heroínas de series de televisión de las que soy fan absoluto

En Espinof | Las 22 mejores películas de brujas de todos los tiempos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos