Compartir
Publicidad
Las 14 películas más divertidas de 2017
Otros

Las 14 películas más divertidas de 2017

Publicidad
Publicidad

Ya queda bien poco para decir adiós a 2017, un año en el que se han estrenado multitud de grandes películas. En esta ocasión vamos a centrarnos en las comedias, un género especialmente agradecido para el público cuando merecen la pena, y en películas con elevadas dosis de humor.

A continuación os dejo las 14 películas más divertidas de todas las estrenadas este año, ya sea por las carcajadas que solté con ellas o por el gran rato que me hicieron pasar.

‘Abracadabra’

Una película extraña que combina varios géneros de una forma que podría haber salido muy mal. En lo referente a la comedia hay algún exceso puntual que afea el conjunto, pero hay varias escenas que funcionan de maravilla, en especial aquellas que giran alrededor del personaje interpretado por Josep María Pou. Y si miramos más allá del humor encontramos una obra fascinante que está en muchas ocasiones a punto de caer en el peor de los absurdos sin llegar nunca a hacerlo.

‘Batman: La Lego película’ (‘The Lego Batman Movie’)

El primer y divertidísimo spin-off de la improbable saga no solamente contenía una enorme cantidad de gags antológicos, sino que además nos daba un estupendo retrato del hombre murciélago. A todo eso le unimos una historia con sustancia para darnos un pasatiempo quizá más sencillo que ‘La Lego Película’, pero que en términos de diversión no tiene nada que envidiarla.

'Coco'

Una nueva joya de Pixar al que el sello de comedia se le queda muy corto. Sin embargo, es muy divertida siempre que se lo propone y eso es un factor esencial para que su componente más emocional funcione tan bien. Además, todo lo referente a la aventura en el día de los muertos es endiabladamente entretenido.

‘Fe de etarras’

Borja Cobeaga ya nos había regalado una gran película sobre el conflicto vasco -o como prefiráis llamarlo- con ‘Negociador’ y aquí da forma al que quizá sea su proyecto más querido, pues tardó muchos años en poder sacarlo adelante. El resultado es una afilada comedia que basa su humor más en las situaciones planteadas que en gags concretos -aunque también los hay y algunos muy buenos-. Quizá podría haber sido más divertida, aunque tiene un mérito enorme haber encontrado el punto justo para que una propuesta así funcione tan bien.

‘Guardianes de la Galaxia Vol. 2’ (‘Guardians of the Galaxy Vol. 2’)

La primera sigue siendo la película más divertida de Marvel pero su secuela también ofreció escenas hilarantes echando mano de un humor autoconsciente que James Gunn controla bastante bien. El problema es el sabor a aventura de transición que deja la película, algo que se intenta compensar profundizando más en algunos personajes.

‘Jumanji: Bienvenidos a la jungla’ (‘Jumanji: Welcome to the Jungle’)

Una grata sorpresa, ya que nos ofrece una aventura la mar de entretenida con momentos muy divertidos -sobre todo cuando deja que aparezca cierta vena paródica que le sienta de fábula- al mismo tiempo que actualiza la mitología de la primera entrega para adaptarla. Buena química entre sus protagonistas, siendo injusto quedarse con uno de ellos, pero el carisma de Dwayne Johnson y la entrega de Jack Black merecen especial hincapié.

‘La gran enfermedad del amor’ (‘The Big Sick’)

Una comedia romántica que innova lo justo para resultar fresca sin llegar a ser realmente diferente. Aquí el humor funciona más por las sonrisas que te saca y cómo ayuda a que ese particular romance resulte entrañable. No me olvido de la peculiar dinámica del protagonista con su familia -algo que también se traslada a su manera a la relación con los padres de ella- o a su faceta como humorista, la cual nos regala algunos de los mejores momentos de la película.

‘La llamada’

Un fenómeno teatral que logró reproducir bastante bien sus virtudes en la gran pantalla. Aquí reducir su naturaleza a una comedia sería un error, ya que es una película sobre el descubrimiento de quién quieres ser realmente, pero en todo momento hay un toque cómico que primero ayuda a que su singular propuesta -las dos monjas son impagables en ese aspecto- te llegue y luego es la base de la que despega cuando llega el momento de emocionar al espectador.

‘Los del túnel’

No voy a negar que tenía muy poca confianza en una película que se vendía como producida y protagonizada por Arturo Valls, a quien normalmente no soporto demasiado. Sin embargo, esta visión de lo que sucede a continuación de donde suelen dejarnos las películas para ofrecernos una comedia amarga en la que los gags están perfectamente medidos para que se puntito cruel nunca se pierda pero sin que por ello llegue a perder nunca la gracia de la situación de este grupo de supervivientes sin rumbo.

'Spider-Man: Homecoming'

Debo de ser de los pocos que disfrutaron mucho con las dos aventuras de Andrew Garfield como el trepamuros, hasta el punto de preferirlas a las de Tobey Maguire con Sam Raimi tras las cámaras. Sin embargo, este nuevo reboot me conquistó por completo, dejándome esa sensación de alegría que solo los blockbusters realmente conseguidos pueden lograr. Además, Tom Holland confirmó que es el Spider-man ideal y Michael Keaton lo bordó como el Buitre.

‘The Disaster Artist’

Un estupendo canto de amor al cine utilizando la que algunos consideran como la peor película de la historia para realizar un sentido homenaje al duro recorrido de un soñador para hacerlo realidad. La cuestión es que aquí es para hacer algo lamentable y que ha generado un culto para reírse de ella. James Franco entiende eso y se acerca a la historia buscando la comedia pero sin faltar al respeto a ‘The Room’. Además, nos da la mejor interpretación de su carrera.

‘The Square’

No voy a negar que la ganadora en Cannes me decepcionó y que su visión del mundo del arte y de la doble moral de las clases más acomodadas peca de cierta irregularidad. Sin embargo, también tiene situaciones muy divertidas saliéndose del enfoque habitual al que estamos acostumbrados en las comedias. Además, acaba confiando quizá demasiado en la efectividad de escenas puntuales, algo que ayuda a desequilibrarla pero también a que algunas de ellas sean las que más risas consigan.

‘Thor: Ragnarok’

La llegada de Taika Waititi al universo del Dios del trueno supuso potenciar su lado más cómico, algo que ya había dejado ver en ciertos momentos de la segunda entrega. Eso sí, aquí hay ocasiones en las que incluso se roza la autoparodia y es verdad que suelen ser bastante divertidos, pero luego falla cuando toca elevar la intensidad en un tramo final un tanto decepcionando. A cambio, el segundo acto está repleto de momentazos y la vis cómica de Hulk es antológica.

‘Toni Erdmann’

Una de las mejores películas del año es también un fascinante cruce entre drama y comedia. La búsqueda de un padre para volver a conectar con su hija le lleva a realizar una serie de situaciones totalmente inesperadas, con el absurdo como principal compañero de viaje sin que eso suponga perder en ningún momento el corazón emocional de la historia. Dura mucho, sí, y todo se cuece a fuego lento, por lo que no esperéis una avalancha de gags, pero merece mucho la pena.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos