Compartir
Publicidad

Netflix y varios cineastas responden a Spielberg: "No se reduce a algo tan simple como cines contra streaming"

Netflix y varios cineastas responden a Spielberg: "No se reduce a algo tan simple como cines contra streaming"
63 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como era de esperar, las declaraciones vertidas hace un par de días por Steven Spielberg, en las que atacaba a Netflix —y a las plataformas de streaming y video on demand en general— y anunciaba su intención de que se modificasen los requisitos de cualificación para largometrajes de cara a la temporada de premios no han dejado a nadie indiferente, y las reacciones opuestas al Rey Midas no se han hecho esperar.

Por supuesto, la primera de ellas que merece la pena remarcar es la de la propia Netflix, que a través de su cuenta de Twitter @NetflixFilm ha dejado el siguiente mensaje; sin destinatario concreto, claro, conciso y bastante incisivo.

"Amamos el cine. Aquí hay algunas cosas que también amamos: Acceso para la gente que no siempre puede permitirse ir al cine o que vive en ciudades sin ellos. Permitir a todo el mundo disfrutar de estrenos al mismo tiempo en todas partes. Dar a los cineastas más formas de compartir su arte. Estas cosas no son mutuamente excluyentes.

Por encima del gigante del streaming, ha brillado especialmente el texto que Paul Schrader, guionista de 'Taxi Driver' y autor de la excepcional 'El reverendo' —su última cinta hasta la fecha—, ha compartido en su página oficial de Facebook. Un discurso en el que, con una lógica aplastante, expone la situación actual remarcando que la distribución cinematográfica es un terreno en constante evolución.

Slack Imgs

"EL DEBATE SOBRE NETFLIX. No tengo animadversión hacia Netflix. Ted Sarandos es tan inteligente sobre el cine como cualquier ejecutivo de estudio que haya conocido. Los modelos de distribución evolucionan. La idea de apretujar a más de 200 personas en una sala oscura y sin ventilación para ver una imagen parpadeante fue creada por la economía de la exhibición, no por ninguna noción de la "experiencia cinematográfica." Netflix permite que muchos largometrjaes financieramente marginales tengan una plataforma y eso es algo positivo. Pero aquí está mi pregunta: tiene que ver con 'First Reformed'. 'First Reformed' se vendió a precio de saldo a A24 en el Festival de Toronto. Netflix, que podría habérnosla quitado de las manos con la misma facilidad con la que aplastaría una mosca en su culo, pasó. Igual que hizo Amazon. Igual que hicieron Sony Classics y Focus. Pero A24 vio un camino comercial para esta película de estética austera. Como resultad, 'Fisrt Reformed' encontró una vida. A24 la movió por festivales y proyecciones desde 2017 hasta 2018. Y sobrevivió. No fue una fábrica de dinero pero sí rentable para A24 y una joya en su corona. ¿Hubiese encontrado 'First Reformed' esta aprobación pública si Netflix la hubiese cogido —digamos, al doble de lo que pagó A24— y la hubiese tirado en su despensa? Tal vez 'A ciegas' y 'Kissing Booth' pueden abrirse camino entre el vasto mar de productos de Netflix para encontrar la aprobación popular, pero, ¿'First Reformed'? Improbable. Desterrada a la esotérica cinematográfica. ¿Un camino diferente? Mi propuesta: Que los film clubs —Alamo Draft House, Metrograph, Burns Center, Film Forum— formen alianza con un sistema de streaming de dos niveles —primer nivel: Criterion/Mubi, segundo nivel: Netlifx/Amazon—. Los modelos de distribución están en un cambio constante. No se reduce a algo tan simple como cines contra streaming."

Además del maestro Schrader, han sido muchas voces las que se han manifestado exponiendo la problemática de la batalla entre las ventanas digitales y la exhibición tradicional, y ofreciendo soluciones y alternativas al conflicto. los hermanos Safdie, directores de la espléndida 'Good Time' han comentado lo siguiente en su cuenta de Twitter.

"La cruda realidad es que, como promedio, el público experimenta en vídeo el 80% de vida de cada película. No significa que no debamos hacer todo lo que podamos por proteger la experiencia asombrosamente inspiradora, humana y relajante experiencia colectiva de ver una película en el cine".

Bruce Campbell, el eterno Ash de 'Posesión infernal' también ha querido aportar su granito de arena.

Steven Spielberg está pisando el acelerador para asegurarse de que Netflix no vuelva a tener un contendiente como 'Roma' en los Óscar. Lo siento, Mr. Spielberg, 'Roma' no es ninguna TV movie. Es tan sorprendente como cualquier otra. Las plataformas se han vuelto irrelevantes. Haz una película con Netflix".

Richard Shepard, director de 'Matador' y la serie 'Girls' de HBO también ha defendido la idea de que las películas buenas, lo son independientemente del tamaño de la pantalla en que se proyecten.

'Roma' fue la mejor película del año. Adoro a Steven Spielberg, fue/es un auténtico héroe para mi, pero las buenas películas son buenas películas independientemente de dónde se proyecten. Y en un mundo en el que tenemos más Jurassic Parks que 'Shirkers', Netflix rellena un hueco. Amo la pantalla grande, pero amo aún más la historia y el corazón de una película".

Por su parte, Zack Stentz, guionista de 'Thor' y 'X-Men: Primera Generación', ha optado por apuntar a los dos grandes problemas que, cree, permanecen ocultos tras el simplista "Spielberg vs. Netflix".

"Si el resultado final de la disputa entre Spielberg y Netflix es que Netflix se comprometa a tener lanamientos cinematográficos más grandes para más de sus películas, será un win-win para todo el mundo. Mientras todo el mundo pone en una balanza el Spielberg vs. Netflix, parece que estamos pasando por alto dos problemas mucho más grandes. Hay una generación entera que ha dejado de ir a los cines salvo para eventos gigantescos de marcas, y otra generación antes que ellos que está más interesada en los videojuegos que en las películas. Mucha gente está utilizando el argumento económico, pero la generación X era pobre de cojones durante mediados de los 90 y, aún así, condujeron el renacimiento del cine independiente durante ese periodo. Mi gran apunte aquí es que las películas fueron la forma de arte más popular del siglo 20, y si no tenemos cuidado, va a reducirse a una forma de narrativa con un público que envejece rápidamente. Así que, ¿qué hacemos?"

Para terminar, Sean Baker, cineasta responsable de la maravillosa 'The Florida Project', a través de su cuenta de Twitter ha sugerido una solución al problema de lo más inteligente —y que yo apoyaría con los ojos cerrados—.

"¿No sería genial que Netflix ofreciese una "fila cinematográfica" en sus planes de precios? Por cada pago nominal, los miembros de Netflix podrían ver gratis las películas de Netflix en cines. Se que gastaría dos dólares extra cada mes para poder ver películas como 'Roma' o 'Buster Scruggs' en la gran pantalla. Esto ayudaría a mantener satisfechos a los dueños de los cines y a los miembros del público que aprecian la experiencia cinematográfica. Es tan sólo una idea sin detalles pulidos. Pero necesitamos encontrar soluciones como esta en la que cada uno pone un poco de su parte para mantener a la comunidad cinematográfica —que incluye a dueños de cines, festivales y distribuidores competitivos— vivos y coleando."

Y con las sabias palabras de Baker, damos por concluido el siguiente episodio de la interminable batalla entre modelos de distribución cinematográfica, esperando que de una vez sean conscientes de que el camino para el éxito —y la satisfacción generalizada de público y profesionales— no se encuentra en la competencia, sino en la colaboración.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio