Compartir
Publicidad

Philip K. Dick y Blade Runner (I)

Philip K. Dick y Blade Runner (I)
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Philip K. Dick (1928-1982) es de esos escritores que nunca vieron rastro de éxito o reconocimiento en vida. Sólo el premio Hugo en 1963 por su novela 'El Hombre en el Castillo' tenía atisbos de esperanza de que por fin se convirtiera en un autor serio y consolidado. A pesar de sus 40 novelas y sus centenares de relatos, que vendía a revistas especializadas, Dick murió a los 53 años a sabiendas de que caerían en el olvido inmediatamente.

Por suerte para los amantes de la ciencia-ficción, esto no fue así. Las dos quimeras que Dick tenía como escritor eran: cambiar de género y dejar la ciencia-ficción, algo que siempre intentó hacer, pero no pudo debido al auge comercial de la ciencia-ficción; internarse en Hollywood. Dick siempre vio la posibilidad de que sus descriptivas atmósferas y sus geniales historias podían ser bien adaptadas para tornarse en grandes películas.

En 1962, su relato 'Impostor' se vería adaptado para una serie de bajo presupuesto titulada 'Out of this World', pero con irrelevancia y una trascendencia nula. El propio Philip K. Dick escribió un guión para su novela 'Ubik' que es casi imposible de encontrar hoy en día. Bueno, sí, en Internet y a precio de coleccionista. Pero, al parecer, nada más lejos de esto. Un escritor de ciencia-ficción que sueña con verse en Hollywood bajo una perspectiva ilusoria.

Guión de Ubik

La alegría (a priori) vino cuando el joven director Ridley Scott, interesante por su trabajo en 'Los Duelistas' (1977) y 'Alien' (1979) decidió en 1982 ponerse en marcha con una película basada en la novela de Dick '¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas?'. Philip K. Dick fue muy escéptico con la posibilidad de que el proyecto saliera bien. Al principio iba a llamarse 'Dangerous Days', y con un presupuesto de 22 millones de dólares (de la época), todo parecía indicar que Scott quería dar un matiz comercial a la historia, algo a lo que Dick se negaría rotundamente puesto que estaba logrando convertirse en un autor mainstream con sus últimas novelas ('Valis' o 'La Transmigración de Timothy Archer').

Efectivamente, el guión de Hampton Fancher para la película era sobresaliente, pero pensado para el gran público. Una ciencia-ficción comercial, que liberaba la ambigüedad y el aura de misterio presentes en la novela, como reconoce en una entrevista. Conflictos personales de Fancher con Ridley Scott impulsaron al último a traer a otro guionista para revisar su trabajo. Y así vino David Webb Peoples. Aún no se sabe muy bien qué parte corresponde a cada uno, y los propios implicados parecen esquivar la respuesta a esta cuestión cuando se les pregunta sobre ello. No obstante, parece que las dudas sobre la verdadera naturaleza del protagonista, Rick Deckard, son más de Peoples, así como las pasajes más violentos. Quedó así un script riquísimo en detalles, con tantos matices relevantes que es disfrutable aún sin la película.

Dick murió antes de ver estrenada la película. Sin embargo, le dio tiempo a ver una versión no definitiva, sin el montaje final, y quedó entusiasmado. Es normal que una ambientación como la que 'Blade Runner' tiene, con la magnífica música de Vangelis y su minuciosidad visual, fueran muy del agrado del autor.

La inspiración de la novela es totalmente libre. Por momentos, no hay señal alguna de ver '¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas?' en pantalla. Da la impresión de que lo que Fancher y Peoples hicieron con la historia fue hacer que los personajes la revivieran. Téngase en cuenta que la novela se sitúa en 1992, habiéndose escrito en 1968. Un futuro muy próximo para el año del estreno de la película, 1982. Cosa que arreglaron situándola en 2019. Pero no se quedaron ahí, como ahora veremos.

En la novela, Rick Deckard es un cazarrecompensas novato, y la misión que fundamenta la historia es la primera de importancia para él. Está casado, aunque no felizmente, y conserva algo de esperanza sobre la condición humana. En la película, Deckard es un veterano cazarrecompensas, divorciado, y totalmente perplejo y resignado sobre el futuro de la sociedad en la que se halla. ¿Ven lo que digo? Fancher y Peoples han situado la historia años después, no sólo en cuanto a cronología, sino en cuanto a la propia vida de los personajes, como si de un ciclo argumental y existencial se tratara. El eterno retorno, que diría Nietzsche.

Lejos de analizar 'Blade Runner' desde un aspecto puramente cinematográfico, que ya lo hizo Juan Luis Caviaro y muy bien, pasemos a enumerar ciertas cuestiones en el contexto de esta película como adaptación de una novela de Philip K. Dick.

Especial Philip K. Dick en Blog de Cine:

  1. Philip K. Dick, guionista de cine

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio