'Law & Order UK', más 'Ley y orden' que los spinoffs americanos

'Law & Order UK', más 'Ley y orden' que los spinoffs americanos
6 comentarios


Es muy curioso, como ya comentamos de pasada con el estreno de ‘Law & Order: Los Angeles’, que muchas de las críticas que se hicieron entonces en los periódicos estadounidenses apuntaban que, si bien no era una mala serie de policías y abogados, sino que necesitaba sólo conjuntar un poco mejor todos sus elementos, no eran tan ‘Ley y orden’ como, por ejemplo, su remake del otro lado del Atlántico, ‘Law & order UK’ o, como la emite en España AXN, ‘Londres Distrito Criminal’. La versión californiana no sólo se diferencia, obviamente, por la fisonomía de Los Ángeles, sino que también muestra algo de la vida familiar de alguno de sus protagonistas y apoya más con música las escenas más dramáticas. Originalmente, ‘Ley y orden’ era mucho más austera y más “sólo trabajo, nada de vida privada”, y ese leit motiv lo continúa la serie inglesa.

El canal ITV está emitiendo actualmente la tercera temporada (BBC America acaba de estrenarla en Estados Unidos), una tercera temporada que en realidad es la segunda en producirse, ya que los primeros 13 episodios, que en España se han visto todos seguidos, en el Reino Unido se dividieron en dos entregas. Lo realmente curioso es como la serie ha adquirido con gran rapidez un funcionamiento muy preciso y ha logrado que sus actores se conjunten y complementen enseguida. El dúo que forman los dos policías, Matt Devlin (Jamie Bamber) y Ronnie Brooks (Bradley Walsh) es, probablemente, lo más destacado, y podrían tener los dos su propia serie sin problemas. Su relación de amigos, más que compañeros, resulta muy entretenida de ver y le da cierta ligereza a unas historias que pueden llegar a ser un poquito deprimentes.

Las sagas americanas de ‘Ley y orden’ a veces cargan demasiado las tintas en los aspectos más sensacionalistas de los casos. ‘Law & Order: LA’ tiene que intentar no dejarse atrapar por la tentación de que casi todos sus casos vengan de la caída en desgracia de gente como Lindsay Lohan y Britney Spears y de las exclusivas truculentas de TMZ. Por ahora, ‘Law & Order UK’ logra moverse sobre una línea muy fina entre los dilemas éticos y morales y el sensacionalismo, parando casi siempre antes de traspasarla. Sus guiones adaptan capítulos de las primeras temporadas de la serie original, por lo que la inspiración en hechos reales está ahí, pero sí se les ha sabido dar cierto aire inglés, y no sólo en las pelucas de los abogados.

laworderuk3

Los tabloides, tipo ‘Daily Mirror’ y ‘The Sun’, tienen mucha más importancia que en el original americano, y los juicios son menos teatrales y melodramáticos, aunque sigue habiendo grandes dosis de drama y de revelaciones inesperadas en ellos. Todos sus personajes se muestran como trabajadores incansables que intentan siempre hacer lo correcto, aunque a veces no sea fácil saber qué puede ser, y eso a pesar de que el fiscal James Steele (Ben Daniels) es de esos abogados de ‘Ley y orden’ obsesionados con lo que está bien y lo que no que a veces me carga bastante. De hecho, los fiscales de la Corona resultan más entretenidos cuando interaccionan con los policías y todos los personajes, retratados a partir de pequeños detalles, colaboran para lograr un objetivo común.

‘Law & Order UK’ consigue reflejar, al menos, con bastante sobriedad una parte de la sociedad británica, y como decimos, ha conseguido alcanzar un nivel de solidez realmente notable para estar en una tercera temporada que en el Reino Unido son bastante cortas, de 6 ó 7 capítulos cada una. Se agradece, además, que gran parte de los escenarios que usan sean reales (incluso graban en los pasillos del Old Bailey, el tribunal central inglés) y que se busque siempre la mayor verosimiltud y realismo posibles. Eso sí, si queréis seguirla a ritmo de emisión de ITV, la cosa está un poco complicada, porque hay muy pocos subtítulos. Supongo que esta nueva tanda de episodios aún tardará en llegar a AXN.

En ¡Vaya Tele! | ‘Law & Order: UK’, un primer vistazo

Temas
Comentarios cerrados
Inicio