'La casa del dragón' (1x03): cangrejos, venados y jabalíes en un episodio fantástico con uno de los momentos más épicos de toda la franquicia
Críticas

'La casa del dragón' (1x03): cangrejos, venados y jabalíes en un episodio fantástico con uno de los momentos más épicos de toda la franquicia

La guerra de los Peldaños de piedra ha sido uno de los temas candentes que ha sobrevolado el metraje de 'La casa del dragón' en sus primeros episodios a través de alguna que otra escena y diálogos entre los miembros de la corte. Pero no nos habíamos adentrado en el conflicto, hasta ahora.

Por supuesto, a partir de aquí habrá spoilers de 'El segundo de su nombre', el episodio 1x03 de 'La casa del dragón'.

Roca de sangre

De esta manera, comenzamos directamente en los parajes costeros, donde los piratas triarcas liderados por el Benefactor de los cangrejos (Daniel Scott-Smith), a quien ya vimos en el episodio anterior, resisten a la aunadas fuerzas de los Velaryon y Daemon (Matt Smith).

Saltamos a Desembarco del rey y tenemos el segundo cumpleaños de Aegon, el primogénito de Viserys (Paddy Considine) y Alicent (Emily Carey). Acontecimiento que mueve a la Mano (Rhys Ifans) a hacer campaña para que el rey nombre heredero al infante, derogando el nombramiento de Rhaenyra (Milly Alcock) como tal.

Algo con lo que no está nada de acuerdo el rey, que considera que las cosas deben seguir como están. Esta trama será la que vertebre este tercer episodio, que nos lleva a una cacería en la que la presencia de un venado blanco entusiasmará a Hightower y compañía al considerarse un gran presagio para confirmar al niño como sucesor.

House Of The Dragon Episode 3 White Stag Rhaenyra Criston

Por otro lado, Rhaenyra no termina de estar cómoda con las cosas de la corte y con sus obligaciones, como el buscar a un consorte adecuado. Aquí entran los Lannister, concretamente Jason (Jefferson Hall), que consideran que es la gran oportunidad para su casa. Agobiada, la princesa se adentrará en el coto real, donde seguida por Ser Creston (Fabien Frankel) hará noche, accidentada por el ataque de un jabalí. Ataque en la que la princesa se quedará muy a gusto.

Cazando el trono

Toda esta parte central del episodio rezuma ese espíritu de jugadas políticas palaciegas en las que se apoya gran parte de 'La casa del dragón'. Quizás lo interesante es que el guion, de Gabe Fonseca y Ryan Condal, se permite seguir teniendo, más allá de las tensiones, conversaciones muy interesantes entre Viserys y su hija, y las expectativas que este había puesto en la controvertida decisión.

Finalmente, el acto final del episodio nos lleva a los Peldaños de piedra, donde unos desesperados Laenor (John Macmillan) y Corlys (Steve Toussaint) ven cómo cada vez tienen menos opciones en su cruzada contra Drahar y compañía, resguardados en las cuevas de Roca sangrienta. ¿La solución? lanzar un cebo lo suficientemente sabroso: Daemon.

Así da comienzo a una secuencia absolutamente espectacular, en el que la dirección de Greg Yaitanes ('Banshee') nos lleva sin respiro (y sin diálogos) desde un tenso encuentro hasta una épica batalla final. Uno que se sitúa automáticamente entre los más épicos de toda la franquicia televisiva.

Tres episodios y 'La casa del dragón' ha tenido ya un poco de todo. Momentos más de intrigas y otros de espectáculo en lo que las piezas se van moviendo sutil y no tan sutilmente. Está claro que Viserys y, sobre todo, Rhaenyra no son nada populares en la corte, lo que puede cobrarse caro. Por otro lado, tengo ganas de ver qué le depara a Daemon después de esta batalla.

Temas
Inicio
Inicio