'La caza. Tramuntana': Megan Montaner y Alain Hernández regresan con un hábil misterio en dos tiempos para la serie de TVE
Críticas

'La caza. Tramuntana': Megan Montaner y Alain Hernández regresan con un hábil misterio en dos tiempos para la serie de TVE

RTVE consiguió uno de sus mayores éxitos de los últimos años en lo referente a la ficción española con 'La caza. Monteperdido', algo que sin ayudó a que el ente público siguiese apostando por producciones en una línea similar como 'Malaka' o 'Néboa'. Ninguna de ellas funcionó tan bien entre el público como la serie protagonizada por Megan Montaner y Alain Hernández, lo cual hacía más evidente que era necesario recuperar a sus personajes con un nuevo caso.

Casi dos años después llega esta noche a La 1 'La caza. Tramuntana', donde Sara y Víctor tienen que investigar un misterioso asesinato en un pueblo (ficticio) de Mallorca. Un cambio de escenario quizá influido por la buena acogida que tuvo 'Hierro' y que ayuda a introducir un curioso elemento costumbrista que esperemos vaya a más en episodios venideros. Por ahora, solamente he podido ver el primer episodio, en el cual se nota que los protagonistas ya tienen un rodaje y se puede ir rápidamente al meollo de la cuestión.

Un caso más complicado de lo que parece

Lo primero que llama la atención de 'La caza. Tramuntana' es la decisión de utilizar dos líneas temporales para abordar todos los detalles referidos a la investigación, ya que así consigue evitar la temida sensación de más de lo mismo que también llega a que las particularidades del caso sean muy diferentes. De una misteriosa investigación a un asesinato con varios testigos. Sobre el papel, mucho más fácil de resolver, pero ese recurso narrativo ya nos deja claro que no va a ser el caso y para el final del primer episodio nos queda totalmente claro.

Personalmente, me intriga mucho más cuál es la explicación argumental a esa segunda línea temporal, ya que altera por completa la percepción de la serie al dejarnos claro que algo esencial va a suceder en esa investigación más allá de que encuentren o no al responsable del crimen. Por suerte, eso no genera impaciencia en el espectador, sino que alimenta un efectivo clima de intriga al dar otra dimensión a lo que podría ser una investigación más tradicional.

Y es que este primer episodio también tiene la necesidad de presentarnos a los diferentes habitantes de Tramuntana, jugando obviamente al despiste sobre quién podría estar detrás de lo sucedido y mostrando ya algunos odios dentro de una pequeña comunidad. Ahí hubiese agradecido que se profundizara más en las costumbres propias de la zona, uno de los grandes aciertos de 'Néboa', que es cierto que están ahí, pero algo difuminadas -los escenarios brillan pero falta ese extra que deje claro que es esencial que todo transcurra allí- en lugar de exprimirlas a fondo para dar un mayor toque distintivo a la serie. Por suerte, material hay para hacerlo y también varios episodios por delante.

Deja con ganas de más

Bernat Caza Tramuntana

De hecho, aquí está mucho más conseguido el suspense que cualquier otra cosa, en lo que resulta esencial ese hábil uso de dos momentos temporales diferentes, pero también una buena galería de personajes en la que se alterna con soltura intérpretes más veteranos con jóvenes promesas, siendo estos últimos los que tienen una mayor presencia, manteniendo un nivel interpretativo muy consistente.

Por su parte, la química entre Montaner y Hernández está fuera de toda duda, pero el arranque de 'La caza. Tramuntana' no comete el error de recrearse más de la cuenta en su pasado. Hay una escena en la que nos paramos un momento en su pasado, pero rápidamente todo se encauza para que la intensidad del caso sea lo que realmente pueda atrapar al espectador. Es cierto que ellos dos son el punto de entrada para los seguidores de 'La caza. Monteperdido', pero tampoco parece indispensable haberla visto para poder disfrutar con lo que aquí nos ocupa.

Además, la serie sabe jugar muy bien la baza de cerrar el episodio por todo lo alto para complicarlo todo más y generar la necesidad de saber cómo continúa la historia. Parte de su efecto se pierde con la tónica de incluir un amplio adelanto de lo que sucederá la semana que viene, pero este capítulo está bien construido para cimentar las bases de la investigación del asesinato de Bernat. Ahora habrá que ver si el desarrollo del caso también lo está.

En resumidas cuentas

Megan Montaner La Caza Tramuntana

'La caza. Tramuntana' ha arrancado con la suficiente fuerza como para igualar el éxito de su predecesora. Es cierto que en este primer episodio no hay nada realmente memorable, pero sí se nota la preocupación en construir un nuevo caso que capte la atención del público y luego diferentes detalles para mantener e incluso elevar la intriga.

Temas
Inicio