Compartir
Publicidad
Soy fan de Star Wars y el estreno de la película de Han Solo no me produce la ilusión que esperaba
Estrenos

Soy fan de Star Wars y el estreno de la película de Han Solo no me produce la ilusión que esperaba

Publicidad
Publicidad

Ahora que Disney y Lucasfilm han presentado el tráiler final de 'Han Solo: Una historia de Star Wars' ('Solo: A Star Wars Story'), la mayoría de medios y comentaristas en redes sociales parecen ponerse de acuerdo en que la película pinta bastante bien, mejor de lo esperado. Desde luego el adelanto es más espectacular que el primer teaser, sin embargo, sigue sin engancharme tanto como debería, siendo un gran fan de la saga.

Por supuesto, voy a verla. Si no fuera un seguidor me lo pensaría dos veces, esperaría a leer críticas y ver el impacto del estreno antes de ir al cine (no suelo perderme un éxito de taquilla, la curiosidad me puede) pero mi vinculación emocional con Star Wars no me deja otra opción. Soy presa fácil (me siento como un niño en las tiendas de Disney; un niño grande con dinero). Por eso me sorprende tanto no estar ansioso ante la cercanía del estreno del nuevo spin-off.

Me daría igual verla en navidades, como las tres últimas. Hay decenas de películas que estoy deseando ver antes ('Isla de perros' o 'Vengadores: Infinity War', entre muchas otras). Es la primera vez que me pasa esto con Star Wars. De hecho, NECESITO saber qué pasa en el Episodio IX y cómo termina la historia de la nueva trilogía después de 'El despertar de la fuerza' ('Star Wars: The Force Awakens', 2015) y 'Los últimos jedi' ('Star Wars: The Last Jedi', 2017).

Echando de menos el carisma de Harrison Ford

No sólo soy fan de la saga, ¡Han Solo es mi personaje favorito! El héroe con el que podía identificarme, el que no era un jedi con superpoderes sino sólo un tipo con sus flaquezas e inseguridades que debe sobrevivir a base de ingenio, coraje y suerte, que quiere salir vivo de las misiones, que intenta pasarlo bien, con su mejor amigo de copiloto, y que, claro, tiene un romance con LA princesa.

Aparte de estos detalles del personaje, Harrison Ford le aportó un carisma especial. Lo hizo suyo y lo hizo interesante, divertido, encantador. Lo que posee Ford no se puede replicar, se tiene o no se tiene. Es un fuera de serie y, desde luego, no iba a ser fácil encontrar a otro actor como él, a otro Han Solo más joven para poder contar sus orígenes. A falta de ver la película, Alden Ehrenreich no parece la mejor opción para el papel.

Por lo visto, esto se notó en el rodaje; un actor que obviamente no ha querido dar su nombre confirmó los rumores sobre la incapacidad de Ehrenreich para dar vida al protagonista. Se afirma que fue necesaria la contratación de un profesor de interpretación y que su ayuda funcionó. Así lo espero, y quizá termine siendo una grata sopresa pero ahora mismo da la sensación de que se han equivocado con el casting. Cada uno tendrá sus favoritos: yo veo a Ansel Elgort en 'Baby Driver' y creo que perdieron una oportunidad.

Tampoco es que el resto del reparto genere un gran entusiasmo. Woody Harrelson es un actor fabuloso pero lo estamos viendo a menudo y no parece que aquí vaya a hacer algo especial, no tiene un personaje tan exigente como en 'La guerra del planeta de los simios' ('War of the Planet of the Apes'). Lo mismo con Paul Bettany, entró para sustituir a Michael K. Williams y lo único que hemos visto es un plano suyo con cara de cabreo, temo que su papel se reduzca a ser un villano convencional.

En cuanto a Emilia Clarke, los fans de 'Juego de Tronos' ('Game of Thrones') ya sabemos lo que podemos esperar, hasta el momento es poco más que una cara bonita, no ha demostrado un talento comparable a su fama. Por el contrario, Donald Glover está en un gran momento y parece perfecto para Lando Calrissian, no hay duda. Thandie Newton ha vuelto con fuerza con 'Westworld' y también puede aportar mucho. El papel de Phoebe Waller-Bridge es una incógnita: encarna al droide L3-37 y debería destacar por su sentido del humor pero no tendrá mucho protagonismo.

Ron Howard es una elección aburrida para la puesta en escena

Ya lo he dicho otras veces, Ron Howard tiene dos de los Óscar más injustos de la historia gracias a la sobrevalorada 'Una mente maravillosa' ('A Beautiful Mind', 2001). Alfred Hitchcock o Stanley Kubrick nunca recibieron el Óscar a la mejor dirección, David Fincher o Paul Thomas Anderson no lo han ganado aún; ¡Howard sí! Tiene mucho prestigio en Hollywood y debe ser una persona adorable, amigo de todo el mundo además de divertido (lo demuestra con la voz en off de 'Arrested Development').

Pero como director no aporta nada especial. Como él los hay a montones, firman productos impersonales y correctos que suelen apoyarse en estupendos repartos y grandes presupuestos para destacar de la mediocridad. Pero ojo, llega a 'Star Wars' tras encadenar dos fracasos: 'En el corazón del mar' ('In the Heart of the Sea', 2015) e 'Inferno' (2016). El tipo que no se atrevió a realizar 'La amenaza fantasma' porque no quería colaborar con George Lucas se une a la saga ahora para "salvar" una de sus producciones.

Debe tener sus puntos fuertes si ha llegado hasta aquí, claro. Imagino que transmite confianza y buen rollo en el set, alguien que sabes que no te va a arruinar una producción con sus delirios de grandeza o extravagancias de autor. Parece que se lleva bien con todos y tiene experiencia. Por eso le llamarían, y como necesita urgentemente un éxito, acudió al rescate. Como espectador, su fichaje me transmite que es una apuesta segura para entregar un entretenimiento convencional, no voy a ver nada asombroso o memorable.

Nadie es fan de esta saga porque vio películas convencionales; es fan porque vio aventuras extraordinarias. No es que todas las películas de la saga sean grandes películas (siempre hablando dentro del cine de evasión), las hay mejores y peores, pero con Howard ya sabemos que no habrá nada fuera de lo corriente. Falta esa emoción. Las sensaciones eran diferentes con los directores originales del proyecto: Phil Lord y Chris Miller.

Los directores con los protagonistas

Lord y Miller fueron despedidos durante el rodaje. La versión oficial es que estaban improvisando demasiado y realizando más tomas de la cuenta, que se les estaba yendo de las manos y la producción corría peligro. La solución fue echarles antes de que fuese demasiado tarde y fichar a Howard para seguir el guion al pie de la letra (a pesar de que algunos de los momentos más míticos de Star Wars, y de Han Solo, fueron improvisados).

Si has visto 'Lluvia de albóndigas' ('Cloudy With A Chance Of Meatballs', 2009), 'Infiltrados en clase' ('21 Jump Street', 2012), 'La LEGO película' ('The LEGO Movie', 2014) e 'Infiltrados en la universidad' ('22 Jump Street', 2014) ya sabes de qué son capaces Lord y Miller. Son frescos, divertidos y sorprendentes. Con ellos al mando había posibilidad de ver algo diferente. Como es lógico, Howard ha vuelto a rodar casi todo lo que hizo este dúo, por dar unidad al metraje, por lo que no vamos a poder comparar el resultado de estas dos visiones.

Con el estreno tan cerca, el 25 de mayo, sólo puedo esperar que el guion sea tan bueno como dicen, que Lucasfilm acertase dejando las riendas a Howard y que Ehrenreich me sorprenda como Han Solo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio