La cronología del caos en Warner y DC: todo lo que ha ocurrido desde la llegada de James Gunn y Peter Safran hasta la muerte del Superman de Henry Cavill
Modelos de negocio

La cronología del caos en Warner y DC: todo lo que ha ocurrido desde la llegada de James Gunn y Peter Safran hasta la muerte del Superman de Henry Cavill

Olvidaos de 'La casa del dragón', de 'Los anillos de poder' o de la segunda temporada de 'The White Lotus'; la trama más fascinante, enrevesada y turbia de la recta final de 2022 no se ha visto en televisión, sino en las oficinas de Warner Bros. Discovery y la nueva y renovada —y lo que queda— DC Studios.

Desde finales del mes de octubre, la división cinematográfica de la Distinguida Competencia ha estado circulando desbocada por los raíles de una montaña rusa en la que cada punto ciego antes de una bajada podía esconder una cancelación, un retorno inesperado, una polémica, un fichaje de última hora o una maraña de rumores imposibles de controlar.

Para que nos hagamos a la idea de las dimensiones del asunto —la big picture que dirían los angloparlantes— vamos a repasar todo lo que ha ocurrido, que no es poco, desde que Henry Cavill anunció oficialmente su regreso como Superman hasta su abandono fulminante. Agarraos, porque vienen curvas.

La cronología del caos

Vuelve Henry Cavill

Nuestro turbulento viaje comienza el 24 de octubre, fecha en la que Henry Cavill celebró, publicación de Instagram mediante, su retorno oficial como el Hombre de acero después de su aparición en la sonada escena poscréditos de 'Black Adam'. Una noticia que alimentó la esperanza de ver una potencial 'Man of Steel 2' que llevaba un tiempo sonando como futuro proyecto en Warner.

Gunn, Safran y el nacimiento de DC Studios

Un par de días después, llegó la revolución a DC Films. Tras meses de abandonos, remplazos y candidatos que terminaron saliendo rana, Walter Hamada abandonó las filas de la compañía para ceder su asiento al dúo compuesto por James Gunn y Peter Safran para hacerse cargo de la división de cine, televisión y animación de DC.

El desembarco del dúo dinámico abrió paso a un lavado de cara de una DC Films que pasó a llamarse DC Studios y se hizo efectivo un 1 de noviembre que marcó el punto de inflexión en lo que, sin duda, es el fin de una era.

El plan

El día 10 de noviembre conocimos las bases del plan a largo plazo, estimado en una horquilla de 8 a 10 años, de Gunn y Safran —que, en líneas generales, jugaría en el mismo terreno que Marvel Studios brindando una narrativa compartida transmedia—. Según confirmó el segundo, su incorporación a las filas de DC Studios supone "Una oportunidad única para contar una gran historia compartida. Una hermosa y enorme historia a través de películas, series, videojuegos, acción real y animación".

fsa

Adiós al multiverso

Cinco días más tarde, el mandamás de Warner, David Zaslav, pareció descartar la idea de continuar con el multiverso que había en marcha hasta el momento. Esto se dedujo del ejemplo que usó en unas declaraciones en las que afirmó que "no habrá cuatro Batmans" en la nueva etapa de DC Studios, haciendo referencia a las encarnaciones del hombre murciélago interpretadas por Michael Keaton, Ben Affleck y Robert Pattinson. Parece que las cabezas empezarán a rodar tarde o temprano.

¿Se vienen cositas?

El 23 de noviembre, Dwayne Johnson publicó un vídeo en su cuenta de Twitter en el que afirmó que tuvieron que "luchar duro" para traer de vuelta a Superman y a Henry Cavill al Universo DC. Según el actor, recuperar al británico supuso un "proceso prolongado durante años de conversaciones estratégicas", ya que en las filas de Warner no estaban convencidos con la repesca.

Estas declaraciones, por supuesto, alimentaron las sospechas y desconfianzas; abriendo paso a unos días en los que los rumores sobre cancelaciones inminentes, salidas y recasts de personajes como la Wonder Woman de Gal Gadot, el Aquaman de Jason Momoa, el propio Superman de Cavill y el resto de miembros de la Liga de la Justicia, estuvieron a la orden del día.

fas

Adiós a 'Wonder Woman 3'

El 7 de diciembre llegó la tempestad tras un breve periodo de calma, trayendo bajo el brazo la cancelación de 'Wonder Woman 3'. Según se comentó, la directora Patty Jenkins presentó a Warner un tratamiento del largometraje escrito junto a Geoff Johns que la compañía rechazó sin miramientos, lo cual habría hecho que la cineasta abandonase el proyecto sin contemplaciones. Mal asunto.

Verdades a medias y avisos dramáticos

Al día siguiente, después de que el descarte de 'Wonder Woman 3' pusiera al fandom en estado de alerta, James Gunn trató de calmar las aguas vía Twitter con un mensaje en el que aseguraba que "Superman es una gran prioridad, si no la más grande" —ojo, Superman, no Henry Cavill— para, después, reconocer que las decisiones creativas que se tomarán "no van a hacer feliz a todo el mundo".

Warner contra Johnson

El 13 de diciembre se abrió un nuevo e inesperado frente de batalla en torno a 'Black Adam' y su presunta rentabilidad financiera. Tras la publicación de un artículo en Deadline en el que se aseguraba que el filme dirigido por Jaume Collet-Serra no sólo no había generado las pérdidas estimadas entre los 50 y los 100 millones de dólares, sino que habría reportado un beneficio neto de 52 millones.

Esta información llegó acompañada de un desglose financiero que, tal y como recogió el medio Puck, habría sido calificado de falso por varios ejecutivos de Warner Bros. que, presuntamente, habrían acusado al propio Dwayne Johnson de haber filtrado información errónea para blanquear la producción.

asdf

Jenkins se defiende

Por si las cosas no estaban lo suficientemente tensas, al día siguiente Patty Jenkins publicó un texto en su cuenta de Twitter en el que prometía "huir de inexactitudes y rumores para presentar los hechos" relacionados con su salida de 'Wonder Woman 3' y la cancelación del proyecto. Así lo explicó:

"Cuando comenzaron las reacciones negativas sobre la cancelación de 'Wonder Woman 3', el clickbait con historias falsas sobre que fui yo quien se la cargó o que la abandoné empezó a extenderse. Eso, simplemente, no es cierto. Nunca me marché. Estaba abierta a considerar cualquier cosa que me pidiesen. Según entendí, no podía hacer nada en ese momento para que siguiese adelante.

Adiós a Henry Cavill

Tras todo este caos, a la gente de Warner y DC Studios le quedaba un as en la manga para sorprendernos en esta campaña prenavideña; y ese no ha sido otro que la salida de Henry Cavill del proyecto de Gunn y Safran. El británico no ha tardado ni dos meses en volver a colgar la capa tras vestirla ilusionado, y ha compartido su sorpresa de este modo:

"Después de que el estudio me dijera que anunciase mi retorno en octubre, antes de que les contrataran, estas noticias no son las más fáciles, pero así es la vida. El cambio de guardia es algo que pasa. Lo respeto. James y Peter tienen un universo que construir. Les deseo a ellos y a todos los que están involucrados la mejor de las suertes y la más feliz de las fortunas".

Ya sabemos lo que hay que hacer cuando veamos pelar las barbas de nuestro vecino, así que no es descabellado que durante las próximas semanas —si no días— veamos a Gadot, Momoa y compañía pasar por la misma situación que Cavill.

Un futuro incierto

¿Qué nos depararán los próximos días, semanas y meses? Los planes exactos de Peter Safran y James Gunn continúan siendo un misterio, pero aún estamos a tiempo de terminar 2022 con otro par de anuncios que nos dejen ojipláticos y que vuelvan a reafirmar que lo de DC Studios está siendo un borrón y cuenta nueva en toda regla.

Temas
Inicio